EL DESTINO SE DISCULPA (1944)

    32

    Ramiro Arnal (Rafael Durán), poeta y autor dramático, y Teófilo Dueñas (Fernando Fernán-Gómez), actor, amigos del alma, alientan sueños de éxito. Reubicados en Madrid, el azar convierte al primero en radiofonista y una herencia cambia su vida. Sus intentos de triunfo artístico fracasan y un día Ramiro, el más descontento, le propone a su amigo que el primero de los dos que muera tiene que ocuparse del otro para asumir el compromiso de guiar sus pasos y denunciar sus errores. Y poco después del juramento, Teófilo es atropellado.