EL DESIERTO ROJO (1964)

    Titulo original: Il deserto rosso
    Año: 1964
    País: Italia
    Duración: 117 min.
    Dirección: Michelangelo Antonioni
    Guión: Michelangelo Antonioni y Tonino Guerra
    Música: Giovanni Fusco y Vittorio Gelmetti

    Intérpretes

    Monica Vitti, Richard Harris, Carlo Chionetti, Xenia Valderi, Rita Rendir, Lili Rheims, Aldo Grotti, Valerio Bartoleschi, Emanuela Paola Carboni, Bruno Borghi, Beppe Conti, Julio Cotignoli, Giovanni Lolli, Hiram Mino Madonia, Giuliano Missirini, Arturo Parmiani, Carla Ravasi, Ivo Scherpiani y Bruno Scipioni.

    Premios

    León de Oro a la Mejor Película y Premio FIPRESCI del Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Ugo (Carlo Chionetti), ingeniero electrónico que trabaja en Rávena, y Corrado (Richard Harris), ingeniero de minas, no se ven desde que dejaron la Universidad. Corrado llega a Rávena para reclutar obreros para la Patagonia, donde su empresa está montando una refinería; y recurre a su amigo Ugo para que le ayude a buscar el personal especializado. Conoce así a la mujer de Ugo, Giuliana (Monica Vitti), por la que se siente irresistiblemente atraído. Giulianna sufre una acusada neurosis a consecuencia de un accidente de automóvil, que ha sufrido un shock del que todavía no se ha repuesto completamente. Giuliana hace todo lo que puede por vencer la angustia y las pesadillas nocturnas que la oprimen, pero el estresante ambiente de fábricas y trabajos mecanizados en el que vive es el menos indicado para ayudarla a curarse. Giulianna se deja arrastrar por la nueva situación, convirtiéndose en la amante del otro ingeniero. Sin embargo, la neurosis de Giulianna no cede. Más aún, se acentúa, viniendo a empeorarla la enfermedad de su hijo, que le hace pensar en terribles males. Pero el niño en realidad ha fingido su enfermedad… Corrado la ve llegar al hotel deshecha, en el umbral de la esquizofrenia, y trata de ayudarla a superar la crisis, pero Giulianna siente que no podrá verse libre jamás de su angustia, y que difícilmente podra incorporarse nuevamente a la realidad.

    Comentario

    Una historia sobre la alienación en el paisaje post industrial que ganó el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia. Primera película en color de Michelangelo Antonioni y obra cumbre de su carrera, “El desierto rojo” es el epílogo perfecto de la antológica tetralogía de la incomunicación, formada junto a “La aventura”, “La noche” y “El eclipse”. Antonioni crea una clásica relación triangular, en la que, junto a Mónica Vitti, su pareja de entonces, que interpreta a Giuliana, se encuentran dos hombres con una misma profesión: el marido, Ugo, un ingeniero químico absorbido por su fábrica, y el amigo y compañero de trabajo del marido, Corrado, que de paso busca de trabajadores especializados dispuestos a seguirle hasta la Patagonia. Ninguno de los dos la ayuda en su particular búsqueda de un equilibrio perdido, y es que Giuliana tiene miedo de todo: de las calles, de las fábricas, de la gente, de los colores. El marco en el que se mueven los tres personajes es Rávena, una ciudad identificada a través de las gigantescas formas industriales que la pueblan, y que se muestran como ejemplo del boom económico-industrial de la Italia de finales de los cincuenta. Antonioni no sólo identifica la ciudad a través de su arquitectura, sino que también lo hace por medio de la gran importancia que concede al tratamiento del color.