EL CUCHILLO EN EL AGUA

    Titulo original: Nóz w wodzie
    Año: 1962
    País: Polonia
    Duración: 94 min.
    Dirección: Roman Polanski
    Guión: Jakub Goldberg, Roman Polanski y Jerzy Skolimowski.
    Música: Krzysztof T. Komeda y Bernt Rosengren.

    Intérpretes

    Leon Niemczyk, Zygmunt Malanowicz y Jolanta Umecka.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Película en lengua extranjera Nominada a los Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Película Extranjera
    Premio FIPRESCI en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Una pareja de buena situación económica, Andzrej (Leon Niemczyk), un periodista especializado en deportes, y su mujer Krystina (Jolanta Umecka), se dirigen en coche hacia el lago Mazury para disfrutar de un fin de semana en el velero de su propiedad. En el camino se tropiezan con un muchacho (Zygmunt Malanowicz), y el marido, un maduro periodista, decide llevarlo con ellos. Una vez en el muelle lo invita a navegar en el velero. Comienza entonces una sutil rivalidad entre ambos, y también una naciente tensión sexual entre el muchacho y la joven esposa, que termina en una pelea a bordo, cayendo el muchacho al agua y desapareciendo. Después de buscarlo y no encontrarlo, se desata una pelea entre la pareja, y el marido decide escapar de la situación lanzándose al agua y nadando de regreso al muelle. Entonces aparece el muchacho, que se había ocultado tras una boya, y regresa al velero. Al encontrarse solos, se desata la pasión entre ambos. Más tarde, la esposa regresa sola al muelle, donde la espera su esposo, y le cuenta que el muchacho había regresado al velero, y que habían hecho el amor. El marido queda estupefacto e incrédulo, incapaz de aceptar lo que su esposa le cuenta.

    Comentario

    El primer largometraje de Roman Polanski, una admirable película de tres actores, de ambiente claustrofóbico pese a que se desarrolla en un barco en un inmenso lago, rodado de forma admirable con total economía de medios con tres únicos actores, con una enorme belleza plástica, en un ambiente morboso cargado de erotismo, que fue nominado al Oscar y que posibilitó al director poder trabajar fuera de Polonía. Polanski, que firmó el guión junto a Jakub Goldberg y al también director Jerzy Skolimowski, ya mostró aquí algunos de sus temas favoritos que posteriormente irá desarrollando a lo largo de su trayectoria. Una película de diálogos precisos y largos silencios muy bien puntuados por temas jazzisticos de Krzysztof T. Komeda.