EL CAMINO A CASA

    76
    Titulo original: Wo de fu qin mu qin
    Año: 2000
    País: China
    Duración: 95 min.
    Dirección: Zhang Yimou
    Guión: Bao Shi.
    Música: Bao San.

    Intérpretes

    Zhang Ziyi, Sun Honglei, Zheng Hao, Zhao Yuelin, Li Bin, Guifa Chang, Wencheng Sung, Qi Liu, Bo Ji y Zhongxi Zhang.

    Sinopsis

    Luo Yusheng (Honglei Sun), un hombre joven que vive en una población donde trabaja desde hace años, regresa a su aldea natal al notificarle el fallecimiento de su padre, el maestro. Han desaparecido muchos vecinos y la costumbre de llevar a hombros el ataúd del difunto, no parece factible. El alcalde se lo advierte así al joven para que intente convencer a su madre de la imposibilidad de cumplir la tradición. Pero ella no lo acepta y se pone intransigente hasta que el hijo analiza su postura y la comprende. Entre los comentarios de unos conocidos y otros, rehace la relación que hubo entre sus padres. Su padre, Luo Changyu (Hao Zheng), llegó al pueblo como el nuevo maestro y pronto se enamoró de Zhao Di. Tras una separación de dos años por asuntos políticos, se casan y jamás vuelven a separarse. Yusheng, finalmente, comprende que los deseos de su madre deben ser respetados y que, además, debe rendir honor simbólico al mayor deseo de su padre, enseñar en el colegio del pueblo durante un día completo. El ataúd se cubre con un paño que ella misma teje y, ante la sorpresa general, antiguos alumnos, residentes en otros lugares, acuden de improviso a acompañar al muerto a su última morada, en reconocimiento a su memoria. Su entierro, con todos los honores, lleva un cortejo excepcional de generaciones que le fueron fieles, como su mujer y su hijo.

    Comentario

    Una historia romántica que tiene como trasfondo la revolución cultural china. Zhang Yimou, el gran maestro del cine chino, responsable de títulos tan prodigiosos como Sorgo rojo y Semilla de crisantemo, apuesta aquí por una sencilla historia de amor contada en flashback que comienza cuando un hombre de negocios chino vuelve a su pueblo natal para asistir al funeral de su padre y reencontrarse con su madre. Esta le contará su sacrificada y fiel historia de amor con su marido. Yimou describe con enorme sensibilidad los retratos de sus personajes femeninos, a los que dota de una intensa fuerza emocional expresada sutilmente a través de miradas y gestos. A destacar la contenida y sugerente interpretación de la actriz Zhang Yiyi, que da vida a la joven enamorada y la excelente fotografía, que mezcla de forma simbólica el blanco y negro que se utiliza para recrear el tiempo presente, asociado a la muerte y la ausencia, mientras que el color se emplea para reflejar la felicidad de los personajes, que transcurre en el pasado. Deliciosa.