EL ASESINO (THE KILLER)

    131
    Titulo original: Dip hyut shueng hung / The killer
    Año: 1989
    País: Hong Kong
    Duración: 111 min.
    Dirección: John Woo
    Guión: John Woo.
    Música: Lowell Lowe. Temas musicales: The killer, interepretado por Sally Yeh; Once In A Lifetime, interpretado por Sally Yeh; y It's Been Written, interpretado por Sally Yeh.

    Intérpretes

    Yun-Fat Chow, Chu Kong, Sally Yeh y Danny Lee, Tsang Kong, Shing Fui On, Wing-Cho Yip, Fan Wei Yee, Barry Wong, Parkman Wong, Siu-Hung Ng, Sing Yeung, Siu Hung Ngan, Kwong Leung Wong y Chung Lam.

    Sinopsis

    Jeffrey (Chow Yun-Fat), es un asesino a sueldo que en, la que se supone será, su última misión y durante un tiroteo, deja ciega de un disparo a Jenny (Sally Yeh). El accidente cambia los planes de Jeffrey, que decide aceptar, esta vez sí, un último encargo para pagar una operación de córnea a su víctima, de quien se enamora. Las circunstancias lo enfrentarán con el inspector Lee (Danny Lee), un policía obsesionado en atraparlo y que también está enamorado de Jenny. Los rivales se cruzarán varias veces y desarrollarán una suerte de fascinación y admiración mutua. Unen sus fuerzas para enfrentarse a una banda organizada de gánsteres. Se apodarán irónicamente Mickey Mouse y Dumbo, y lucharán juntos en una iglesia en una última secuencia de tiros contra multitudes de mafiosos.

    Comentario

    Tras realizar las dos entregas de Un mañana mejor, el destino de John Woo comenzó a cambiar al año siguiente con El asesino, una de las películas de acción más frenéticas y violentas que le hizo conocido internacionalmente. Gracias a sus influencias diversas, Woo desarrolla un cine híbrido, acorde con su origen hongkonés, punto de integración cultural entre Oriente y Occidente. Con la reputación de ser todo un maestro en el ultraviolento género de gánsteres asiáticos, Woo ha sido reconocido por directores de la talla de Martin Scorsese, Sam Raimi o Quentin Tarantino. En las dos partes de Un mañana mejor ya quedaba establecido el héroe de Woo que luego iba a consolidarse en El asesino y en Hervidero (1992), y alcanzaría sus picos más delirantes en una de las mejores películas de la década del 90: Una bala en la cabeza, con la que cambió los cánones de las películas de acción en su momento.