EL ARTE DE CASARSE (1966)

    914
    Titulo original: El arte de casarse
    Año: 1966
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: José María Font y Jorge Feliú
    Guión: José María Font Espina, según un argumento de Jorge Feliú.
    Música: Carmelo Alonso Bernaola.

    Intérpretes

    Conchita Velasco, Alfredo Landa, Antonio Garisa, Manuel Gómez Bur, Paquito Cano, Rafaela Aparicio, Francisco Morán, James Philbrook, José Sepúlveda, Josefina Serratosa, Enrique San Francisco, Héctor Quiroga, María Luisa Montero y José Sacristán.

    Sinopsis

    Según las estadísticas, por cada tres españolas sin compromiso existe un sólo español disponible. Esta es la razón de complicadas campañas para conquistar marido. El hombre se defiende, porque así como ellas tienen vocación de casadas, él ha nacido para soltero, pero a veces se tropieza con la mujer de sus sueños y de golpe pierde su vocación. Por ejemplo: el caso de Eladio, un mozo de pueblo enamorado como una bestia de Ignacia, que se vale de una treta para llevarla al altar. El caso de la mujer que quiere casarse, que sólo aspira a hacerlo con un hombre serio, honrado y formal. Purita, la chica que tenía un novio que daba largas, con la excusa del piso, etc. Las mujeres no se andan por las ramas cuando se trata de pescar marido. Ahí tienen a Luisa, la muchacha de servicio de un médico militar norteamericano, al que le hizo creer que tenía un enamorado que venía a verla en ausencia del dueño de la casa y que con este truco acabó haciendo de él su marido.

    Comentario

    Una comedia sobre el caso de varias muchachas casaderas que recurren a mil y una estratagemas para conseguir que alguien las lleve ante el altar. Un ejercicio cinematográfico con un cierto valor sociológico por lo que tiene de descripción de los modos de vida en la España de la década de los sesenta. En el reparto figuran Conchita Velasco, Alfredo Landa, Manolo Gómez Bur y Antonio Garisa. José María Font dirige el segmento titulado "Amor con amor se paga", y Jorge Feliú los titulados "Profesor de matrimonio" y "La niña alegre". El éxito del filme propició una inmediata secuela que llevaba por título "El arte de no casarse".