EL ARTE DE APAÑARSE

    125
    Titulo original: L`arte di arrangiarsi
    Año: 1955
    País: Italia
    Duración: 95 min.
    Dirección: Luigi Zampa
    Guión: Vitaliano Brancati y Luigi Zampa.
    Música: Alessandro Cicognini.

    Intérpretes

    Alberto Sordi, Marco Guglielmi, Franco Coop, Luisa Della Noce, Franco Jamonte, Elena Gini, Elli Parvo, Armenia Balducci, Carletto Sposito, Gianni De Benedetto, Antonio Acqua, Gino Baghetti, Nando Bruno, Gino Buzzanca, Fernando Cerulli, Carlo Furia, Gustavo Giorgi, Arcibaldo Layall, Victor Ledda, Franco Migliacci, Luigi Moneta y Peppino Nicolosi.

    Sinopsis

    A principios del siglo XX, con 20 años, Rosario Scimoni (Alberto Sordi), llamado Sasá, es el secretario de su tío, un maestro liberal de Catane, en Sicilia. Pero está atraído por la bella Paola (Luisa Della Noce), esposa de su jefe. Como éste es socialista y el grupo en el que se mueve también, Rosario aparenta serlo, a la vez que maniobra para lograr meter en la cárcel a su rival, pese a que Paola desaprueba lo que hace y resiste a sus avances. Cuando Mussolini llega al poder, Rosario descubre su espíritu fascista y se casa con una rica heredera, con la que mantiene una relación cada vez más hierática. Pero cuando los aliados desembarcan en Sicilia, se hará pasar por comunista. Los acontecimientos le hacen perder su fortuna, por lo que se marcha a Roma, adquiriendo los rasgos de un demócrata cristiano poco tiempo después de la victoria de este partido en las elecciones de 1948.

    Comentario

    Una ingeniosa película sobre los diferentes cambios de chaqueta de un vividor cómico patético que nunca ha dado golpe. Encuadrada dentro de la tradicional comedia italiana de los 50, está creada al servicio de Alberto Sordi, a cuyo servicio esta el director Luigi Zampa, que crea la historia de un tipo que varía de opinión acorde con los vientos que soplan en cada momento, a la vez que intenta sobrevivir. Un repaso a medio siglo de vida italiana, desde 1912 a 1953, en una comedia que sigue funcionando hoy tan bien como entonces.