EL AMOR DE DON JUAN

    323
    Titulo original: El amor de Don Juan
    Año: 1956
    País: España – Francia
    Duración: 87 min.
    Dirección: John Berry
    Guión: Juan Antonio Bardem, Maurice Clavel y Jacques Emmanuel, con diálogos de Jean Manse, Jacques Laurent Bost, Juan Antonio Bardem, Maurice Clavel y Jacques Emmanuel, a partir de un argumento original de Maurice Clavel y Jacques Emmanuel.
    Música: Henri Sauguet.

    Intérpretes

    Fernandel, Carmen Sevilla, Fernando Rey, Erno Grisa, Christine Carrère, Germaine Montero, Antonio Riquelme, Micheline Dax, Rolad Armontel, Simone Paris, Robert Lombard, José Sepúlveda, Manuel Gómez Bur, Antonio Riquelme, Teófilo Palou, Pedro Valdivieso, Hebe Donay, Mercedes Rueda, Matilde Artero, Luis Torrecilla, Juan Olaguivel y José María Rodríguez.

    Sinopsis

    La leyenda de Don Juan (Erno Crisa) recorre las calles toledanas del XVI y sus historias con las bellas damas requerirá la defensa del honor en numerosas ocasiones. Las mujeres seducidas, los maridos ofendidos y muchos duelos a muerte, forman la triste colección de su leyenda. No tiene otra amistad que la de su fiel sirviente Sganarelle (Fernandel). Claro que Don Juan, aparte de su fiel escudero, dispone de la benevolencia de todas las damas de la ciudad, que serán las que en última instancia le salven de perecer en la hoguera. Un día, Don Juan intenta seducir a doña Inés (Christine Carère), la hija del gobernador de la ciudad (Roland Armontel), a la que da una cita en los alrededores de Toledo. Pero el jefe de Policía está advertido y decide arrestar al seductor Don Juan. Para solventar la situación, el criado Sganarelle se hará pasar por Don Juan y éste, por su criado como método para salvar la cabeza.

    Comentario

    Revisión, en clave paródica, del mito de Don Juan con el cómico galo Fernandel en el papel de un criado que se ve obligado a tener que suplantar la personalidad del Tenorio. Como de costumbre el famoso Don Juan va de mujer en mujer y su criado, de problema en problema. Acostumbrado a llevarse todos los palos, su suerte parece cambiar cuando los soldados prenden a su amo y él debe tomar su papel. Una jovencísima Carmen Sevilla y Fernando Rey secundaron a Fernandel en la función.