EDMOND

    101
    Titulo original: Edmond
    Año: 2005
    País: EE.UU.
    Duración: 82 min.
    Dirección: Stuart Gordon
    Guión: David Mamet, basado en su obra teatral de igual título.
    Música: Bobby Johnston.

    Intérpretes

    William H. Macy, Jeffrey Combs, Dule’ Hill, Bai Ling, Joe Mantegna, Densie Richards, Julia Stiles, Mena Suvari, Dylan Walsh, Russel Hornsby, Debi Mazar, Rebeca Pidgeon, Lionel Mark Smith, Marcus Thomas, Jack Wallace, George Wendt (Hombre de la casa de empeños)

    Sinopsis

    Un encuentro con una adivina (Frances Bay) obliga a Edmond (William H. Macy), un tranquilo hombre de negocios, a afrontar el vacío de su vida y su matrimonio. La gota que colma el vaso son las quejas de su mujer (Rebecca Pidgeon) ante la rotura de una lámpara por parte de la criada, incitándole a abandonar el seguro aburrimiento de su hogar en pos de la espiral de las oscuras calles de la ciudad. El extraño acto de liberación que para Edmond supone abandonar a su mujer le incita hacia una caída libre que confunde con libertad, aunque realmente es ahora cuando se siente vivo. En un bar local, Edmond conoce a un hombre (Joe Mantenga) que le convence de que lo que necesita para resolver sus problemas es sexo, y le encarrila en la dirección apropiada. Pero, para sorpresa de Edmond, las prostitutas son caras, el chulo (Lionel Mark Smith) que encuentra es violento, y el tipo que juega a las tres cartas en la calle es un tramposo. Pese a lo cual continúa vagando por las calles y encontrando a otros perdedores que se arrastran en la noche de la gran ciudad. Hasta que finalmente le asaltan, roban, golpean y abandonan totalmente desconcertado. Refugiándose en un racismo insultante, Edmond encuentra una especie de paz viviendo ese momento. Sintiéndose liberado, se va a la cama con una camarera, Glenna (Julia Stiles), pero su juego sexual les conduce a una conversación muy profunda. Ambos se enzarzan en una discusión acerca del significado de raza, muerte, vida y honestidad. Cuando el tópico de la honestidad es explorado, Glenna rechaza comprometerse, lo que le causa a Edmond una gran agitación. Le pregunta, le pide que confíe en la honestidad; pero en su lugar, se desata el pandemonio. Mientras Edmond avanza hacia la desintegración personal, su racismo y su homofobia emergen, descubriendo que todo temor oculta un deseo.

    Comentario

    Una película, repleta de ácido humor negro, escrita por David Mamet a partir de su propia obra de teatro y dirigida por Stuart Gordon (Re-animator, Resonator, Dagon, la secta del mar), que aquí abandona el terror fantástico para sumergirse en un profundo drama. William H. Macy es el gran protagonista del filme, que da vida a Edmond un hombre racista que desciende a los infiernos para enfrentarse a su miedo a los negros, los gays y las mujeres, y todos se convierten en deseos que, al final de la historia, se hacen realidad.