EBRIO DE MUJERES Y PINTURA

    26
    Titulo original: Chihwaseon
    Año: 2002
    País: Corea del Sur
    Duración: 117 min.
    Dirección: Im Kwon-taek
    Guión: Min Byung-sam.
    Música: Kim Young-dong.

    Intérpretes

    Choi Min-sik, Yoo Ho-jung, Ahn Sung-ki, Kim Yeo-jin, Son Yae-jin, Han Myung-goo, Jung Tae-woo, Choi Jong-sun, Gi Jung-soo, Park Bum-gyoo y Hwang Choo-ha.

    Premios

    Premio al Mejor Director en el Festival de Cine de Cannes. Nominada al Premio César de la Academia de Cine Francés a la Mejor Película Extranjera.

    Sinopsis

    La historia del renombrado pintor del siglo diecinueve Jang Seung-up (Choi Min-sik), un artista cuyo trabajo y personalidad revolucionarios cambiaron para siempre el rostro del arte coreano. El filme comienza a mediados del siglo diecinueve, cuando Kim Byung-moon (Ahn Sung-ki) salva al joven Jang Seung-up (Jung Tae-woo) de ser apaleado por un grupo de vagabundos. Como agradecimiento Jang pinta un cuadro para Kim, que tras examinar el dibujo se da cuenta del extraordinario potencial del chico. Años mas tarde, Kim Byung-moon se convierte en el mentor de Jang y le anima a convertirse en artista. Ya como adulto, Jang Seung-up conoce a Mae-hyang (Yoo Ho-jung), la hija de un Yangban (miembro de la élite social) por la que se siente fuertemente atraido. Aunque su pasión es fuerte, se ven obligados a separarse cuando ella tiene que huir de los católicos. Jang abandona su casa y se dedica a vagar en busca del verdadero arte, dándose cuenta muy pronto de que es a través del placer como consigue crear sus mejores trabajos La vida de Jang queda así marcada por la paradoja de que su inspiración derive de su adicción al alcohol y atormentadas relaciones amorosas. Mientras Jang continúa su búsqueda de la trascendencia artística, expande los límites del arte tradicional coreano, convirtiéndose rápidamente en una referencia artística mundial y una leyenda nacional en Corea.

    Comentario

    Película que reconstruye la vida de Jang Seung-up, renombrado pintor coreano del siglo XIX, en dos niveles diferentes: Mientras que en un plano esta película de época se desarrolla como la típica historia del genio autodestructivo, a otro nivel nos ofrece una visión de un artista en la cima de sus habilidades reflexivas y una exploración de cómo las obsesiones personales de un artista pueden alimentar la imagen que toda una nación tiene de si mismo. El filme muestra como Jang Seung-up, alcohólico y héroe cultural, rechaza sistemáticamente lucrativas ofertas para ilustrar libros eróticos para dedicarse a su búsqueda del arte real.