DOS MUJERES Y UN AMOR

    359
    Titulo original: In Name Only
    Año: 1939
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: John Cronwell
    Guión: Richard Sherman, basado en la novela de Bessie Breuer Memory of Love.
    Música: Roy Webb. Temas musicales: Adeste Fidelis (O Come All Ye Faithful) y Joy To The World.

    Intérpretes

    Cary Grant, Carole Lombard, Kay Francis, Charles Coburn, Helen Vinson, Katharine Alexander, Jonathan Hale, Nella Walker, Alan Baxter, Maurice Moscovitch, Peggy Ann Garner, Spencer Charters, Edward Fliegle, Alex Pollard, James Adamson, Arthur Aylesworth, Jack Chapin, Charles Coleman, John Dilson, Fern Emmett, Byron Foulger y Gus Glassmire.

    Sinopsis

    Alec Walter (Cary Grant) está casado con Maida (Kay Francis), la mujer a la que ha dejado de amar desde que supo que se había casado con él para dar satisfacción a su ambición. Conoce a una joven viuda llamada Julie Eden (Carole Lombard), que educa a su hijo con su trabajo de figurinista, surgiendo rápidamente un amor incontenible entre ambos. Maida hace saber a los padres de Alec que éste lleva una vida licenciosa. Un día el hombre sufre un accidente y es trasladado a casa de Julie, que comunica a Maida lo que ha sucedido. Cuando la situación ha recobrado la normalidad, Alec pide a Maida que le conceda el divorcio, a lo que ella acepta de forma aparente, y se marcha a París con los padres de Alec. Cuando regresa, al cabo de unas semanas, monta una gran escena, obligando a Alec y a Julie a separarse, bajo la amenaza del escándalo. En medio de esta situación, Alec se emborracha, pierde el conocimiento bajo la lluvia y coge una pulmonía. Ambas mujeres, Maida y Julie, coinciden en los pasillos del hospital en el que alec es internado.

    Comentario

    Un melodrama triangular en donde John Cromwell hace gala de una dirección exquisita, llena de sensibilidad y buen gusto. Se trata de una adaptación de una novela de Bessie Breuer, que cuenta con unos espléndidos trabajos interpretativos de Cary Grant, Carole Lombard y Kay Francis, que compone con mucha inteligencia su personaje de soberbia y egoísta esposa de un hombre honesto