DOS CUÑADOS DESENFRENADOS

    67
    Titulo original: The Great Outdoors
    Año: 1988
    País: EE.UU.
    Duración: 90 min.
    Dirección: Howard Deutch
    Guión: John Hughes.
    Música: Thomas Newman.

    Intérpretes

    Dan Aykroyd, John Candy, Stephanie Faracy, Annette Bening, Chris Toung, Ian Giatti, Hilary Gordon, Rebecca Gordon, Robert Prosky, Zoaunne LeRoy, Lucy Deakins, Nancy Lenehan, John Bloom, Lewis Arquette, Britt Leach, Cliff Bemis, Paul Hansen, Debra Lee Ortega y Sierra Somerville.

    Sinopsis

    Chet Ripley (John Candy) se dispone a pasar unas felices vacaciones en contacto con la naturaleza, en compañía de su mujer Connie (Stephanie Faracy) y sus dos hijos. El lugar elegido, en las montañas de Canadá, parece perfecto. Todo está dispuesto para unas vacaciones felices e inolvidables. Pero todo se vuelve negro cuando aparece, por sorpresa, su cuñado Roman (Dan Aykroyd), su mujer Kate (Annette Bening) y sus dos encantadoras hijas gemelas, que han decidido dar una alegría a sus hermanos yendo a compartir las vacaciones con ellos. Chet es un hombre gordo y bonachón. Jovial, muy sencillote y afable, enamorado de las cosas simples y naturales que tiene la vida. Roman, su cuñado, es autoritario, chulo, petulante, ególatra y todo sofisticación. Es evidente que no tienen nada en común. Si Chet quiere pescar, Roman le espanta los peces con su potente lancha. Si Chet quiere dormir la siesta, a Roman se le ocurre que todos deben practicar esquí acuático, y así, entre problemas, comienzan a pasar los primeros días de vacaciones. Pero para el bueno de Chet, lo peor aún está por llegar, y es que su cuñado Roman sigue siendo imprevisible.

    Comentario

    Comedia de personajes antagónicos, Aykroyd frente a Candy, en torno a como se pueden arruinar unas vacaciones a primera vista muy felices. Como guionista esta John Hughes, uno de los grandes autores de comedia del Hollywood actual, que maneja con habilidad recursos propios de la llamada buddy movie, con elementos que van desde osos respondones, esquíes en pies equivocados, mapaches persistentes, terrores nocturnos, chapuzones a deshora y hasta algún idilio intempestivo. Una crónica de unas vacaciones de pesadilla en torno a como el campo a veces no es tan idílico cuando se acude con la persona equivocada.