DONDE VAN LOS ÁNGELES SIEMPRE HAY PROBLEMAS (1968)

    153
    Titulo original: Where Angels Go Trouble Follows
    Año: 1968
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: James Nelson
    Guión: Blanche Hanalis, basado en caracteres de personajes de Jane Trahey.
    Música: Lalo Schifrin. Temas musicales: "Where Angels Go, Trouble Follows", interpretado por Tommy Boyce y Bobby Hart, e "In the Chapel in the Moonlight", interpretado por Binnie Barnes.

    Intérpretes

    Rosalind Russell, Stella Stevens, Binnie Barnes, Mary Wickes, Dolores Sutton, Milton Berle, Arthur Godfrey, Van Johnson, Robert Taylor, Susan Saint James, Barbara Hunter, Alice Rawlings, Hilarie Thompson, Devon Douglas, Ellen Moss, Cherie Lamour, June Fairchild, Patricia Eaves, Vivian Gradin, Janis Eaton, Barbara Boman, Suellen Helland, Cindy Lu Rumple, Mary Jo Begley, Betsy Gindele, Tommy Boyce, Michael Christian, E.V. Di Massa Jr., John Findlater, Bobby Hart, Jon Hill, Michelle Holmes, Tom Logan y William Lundigan.

    Sinopsis

    La madre superiora de un colegio femenino católico (Rosalind Russell) acompaña a un grupo de monjas, incluida la moderna y progresista hermana George (Stells Stevens), y a sus animadas estudiantes, en un viaje en autobús a través de los Estados Unidos con destino a favor de la paz en California. Durante el camino, el grupo vivirá toda clase de vicisitudes, incluidos múltiples problemas con el autobús, e incluso se alojarán una noche en un colegio católico de chicos dirigido por el padre Chase (Van Johnson), o en un rancho de vacaciones en el Oeste, propiedad del millonario Mr. Farraday (Robert Taylor). además, el grupo tendrá un encuentro accidentado con un director de cine (Milton Berle), que está rodando un western en exteriores, y una banda de amenazantes matones en bicicleta.

    Comentario

    Secuela de "Ángeles rebeldes" donde la irónica y prudente madre superiora de un colegio femenino católico, interpretada nuevamente por Rosalid Russell, enfrentada a sus revoltosas alumnas y, esta vez, también a una de sus novicias, con ideas progresistas. Agradable, aunque sea de esas películas a las que el tiempo no les sienta precisamente bien. El eterno galán Robert Taylor, que moriría al año siguiente, hizo aquí su penúltima aparición para el cine en un personaje secundario. La divertida comedia refleja las diferencias entre la madre superiora, en cierto modo anclada en el pasado, y la hermana George, siempre abierta al cambio. Además cuenta con labanda sonora de Tommy Boyce y Bobby Hart, que compusieron muchas de las anciones de éxito de Los Monkees.