DOÑA BÁRBARA (1943)

    Titulo original: Doña Bárbara
    Año: 1943
    País: México
    Duración: 138 min.
    Dirección: Fernando de Fuentes y Miguel M. Delgado
    Guión: Fernando de Fuentes y Rómulo Gallegos, basado en la novela homónima de Rómulo Gallegos.
    Música: Francisco Domínguez.

    Intérpretes

    María Félix, Julián Soler, María Elena Marqués, Andrés Soler, Charles Rooner, Agustín Isunza, Miguel Inclán, Eduardo Arozamena, Antonio R. Frausto, Pedro Galindo, Paco Astol, Arturo Soto Rangel, Manuel Dondé, Felipe Montoya, Luis Jiménez Morán, Alfonso Bedoya y Roberto Cañedo.

    Sinopsis

    Doña Bárbara (María Félix) es una rica hacendada endurecida por la vida tras haber sido violada en la adolescencia por un grupo de hombres. Ha acumulado grandes cantidades de tierra y ganado usando hombres y sobornando politicos locales. La mujer tiene sometidos a los campesinos de la región gracias a una mezcla de astucia, mano dura y brujería. Uno de los pocos que también tiene tierras en los alrededores es Santos Luzardo (Julián Soler), quien ha regresado recientemente para tomar control de la hacienda familiar tras estudiar leyes en Caracas, y sospecha que su encargado, Don Balbino Paiba (Felipe Montoya), trabaja para doña Bárbara robando ganado. Nadie cree que Santos pueda ganarle a Bárbara, su llegada inmediatamente cambia el balance de poder. Bárbara tiene una hija, Marisela (María Elena Marqués), con Lorenzo Barquero (Andrés Soler), un antiguo hacendado al que dejó sin un centavo y que ahora es un alcohólico. Marisela, es ignorada por Bárbara, pero Juan Primito (Agustín Isunza), uno de sus sirvientes la cuida sin que su jefe se de cuenta. Eventualmente, Santos conoce a Marisela y se encarga de ella y su padre. Bárbara, mientras tanto, se enamora de Santos, pero pronto su propia hija se convierte en competencia.

    Comentario

    Melodrama rural del mexicano Fernando de Fuentes, con Miguel M. Delgado como codirector, y protagonizada por María Félix y Julián Soler, a partir de la novela "Doña Bárbara" escrita por el venezolano Rómulo Gallegos, quien también participo en la película al co-escribir el guión. Una de las películas más sobresalientes de María Félix, que se muestra en todo su esplendor y uno de los títulos más destacados del cine mexicaño de los años 40. La novela de Rómulo Gallegos ha sido llevada, tanto al cine como a la televisión, en numerosas ocasiones.