DODGE, CIUDAD SIN LEY (1939)

    570
    Titulo original: Dodge City
    Año: 1939
    Fecha de estreno en España: 05-09-1949
    País: EE.UU.
    Duración: 104 min.
    Dirección: Michael Curtiz
    Guión: Robert Buckner.
    Música:

    Max Steiner.
    Temas musicales: «Columbia, the Gem of the Ocean»; «My Heart Turned Back to Dixie», interpretado por Ann Sheridan; «Little Brown Jug», interpretado por Ann Sheridan; «Life is Like a Mighty River», interpretado por las damas de The Pure Prairie League; y «Dixie’s Land».


    Intérpretes

    Errol Flynn, Olivia de Havilland, Ann Sheridan, Bruce Cabot, Frank McHugh, Alan Hale, John Litel, Henry Travers, Henry O'Neill, Victor Jory, William Lundigan, Guinn Big Boy Williams, Bobs Watson, Gloria Holden, Douglas Fowley, Georgia Caine, Charles Halton, Ward Bond, Cora Witherspoon, Russell Simpson, Monte Blue, George Chesebro y Hank Bell.

    Sinopsis

    Tras la guerra de secesión, el ferrocarril se convirtió en un instrumento colonizador del Oeste americano, lo que provocó las iras de un pequeño, pero potente sector de la población, que veía amenazado con sus intereses. Dodge City, una de las más importantes ciudades del Oeste, se convirtió en la estación término de la estación del ferrocarril y, por consiguiente, punto inevitable de encuentro entre muchos viajeros y comerciantes. A Dodge City llega Wade Hatton (Errol Flynn), un ex soldado y buscador de fortuna, que ahora trabaja como representante de un ganadero. Su misión en la ciudad es la de encontrar un comprador para sus reses. El recién llegado se da cuenta pronto de que la ciudad está atemorizada ante la presencia de un siniestro personaje, un poderoso cacique que, con la fuerza de las armas y ayudado por un grupo de bandoleros, impone su ley. Ante esta situación, Abbie Irving (Olivia de Havilland), una reportera local, pide a Wade que ocupe el puesto de sheriff para limpiar el pueblo de criminales y hacer que impere la justicia.

    Comentario

    La leyenda del Oeste se viste con aires de espectáculo de Hollywood en uno de los títulos clásicos de la etapa dorada del género, con un reparto impecable y un director de calidad indiscutible en peripecias de tono épico. Producto de la etapa del dominio absoluto del estudio sobre el resultado final, del star system y del cine que mejor se le daba a Errol Flynn, sirve como recuerdo de los tiempos más brillantes del género.