DISTRICT 9

    7
    Titulo original: District 9
    Año: 2009
    País: EE.UU. - Nueva Zelanda
    Duración: 112 min.
    Dirección: Neill Blomkamp
    Guión: Neill Blomkamp y Terri Tatchell
    Música: Clinton Shorter. Temas musicales: "Zingu 7", interpretado por Zola; "Bhampa", interpretado por PRO; "Bhambatha", interpretado por Zola; "10111", interpretado por Molemi; "Hijack Stories", interpretado por Zulu Mobb; y "Die Leeuws (The Lions)", interpretado por Jon & Drikson.

    Intérpretes

    Sharlto Copley, Jason Cope, Nathalie Boltt, Sylvaine Strike, Elizabeth Mkandawie, William Allen Young, Greg Melvill-Smith, Nick Blake, Morena Busa Sesatsa, Themba Nkosi, Mzwandile Nqoba, Barry Strydom , Jed Brophy, Louis Minnaar, Vanessa Haywood, Marian Hooman, Vittorio Leonardi, Mandla Gaduka, Johan van Schoor, Stella Steenkamp, David James, Kenneth Nkosi, Mampho Brescia, Tim Gordon, Morne Erasmus, Anthony Bishop, David Clatworthy, Mike Huff, Anthony Fridjohn, Hlengiwe Madlala, Siyabonga Radebe, Melt Sieberhagen, Andre Odendaal, Jonathan Taylor, John Ellis, Louise Saint-Claire, Alan Glauber, Nicolas Herbstein, Norman Anstey, Nick Boraine, Robert Hobbs, Sibulele Gcilitshana, Mahendra Raghunath, Phillip Mathebula, Claudine Bennent, Michelle Ayden, Antony Sarak, Billy Somagaca, Ryan Whittal, John Jacob, Yashik Maharaj, Fernando Saraiva, Sharon Waugh, Brandon Auret, Jacques Gombault, Justin Strydom, Simo Magwaza, Theunis Nel, Sonni Chidiebere, Matt Stern, Danny Datnow, David Dukas, Daniel Hadebe, Wisani Mbokota, Craig Jackson, Justin Duplessis, Rodney Downey, Den Antonakas, Bongo Mbutuma, Johnny Selema, Mashabela Galane, Mfazwe Sekobane, Nicholas Ratlou, Saint Gregory Nwokedi, Donalson Rabisi, Zephania Sibanda, Gideon Thodane, Mdu Mthabela, David Mikhethi, Jeffries Simelane, Shafique Allan, Wendy Mbatha, Leigh Mashupye, Beauty Setai, Nkiyase Mondlana, Kuda Rusike, Morena Setatsa, Mpho Molao, Ntombi Nkuua. Absalom Dikane, Monthandazo Thomo, Norman Thabalala, Siphiwe Mbuko, Shiela Nene y Eugene Khumbanyiwa.

    Premios

    Nominada al Globo de Oro al Mejor Guión. Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Guión Adaptado, al Mejor Montaje, a la Mejor Fotografía y a los Mejores Efectos Especiales.

    Sinopsis

    Hace más de veinte años los alienígenas contactaron por primera vez con la tierra. La raza humana esperó un ataque hostil o un gran avance en la tecnología. No ocurrió ninguna de las dos cosas. Los alienígenas eran refugiados, los últimos supervivientes de su planeta originario. Al tiempo que las naciones del mundo intentaban ponerse de acuerdo en lo que tenían que hacer con ellas, las criaturas fueron instaladas de forma temporal en el Distrito 9 de Joanesburgo. Ahora, la paciencia en cuanto a la situación de los alienígenas se ha agotado. El control sobre los extraterrestres ha sido delegado en la Multi-National United (MNU), una compañía privada que lo que le interesa no es el bienestar de los alienígenas sino las formidables ganancias que les podría reportar, en el caso de que pudieran hacerlo funcionar, su impresionante armamento. Hasta el momento no lo han logrado; la activación de las armas requiere ADN alienígena. La tensión entre los aliens y los humanos llega a un punto crítico cuando un operario de campo, Wikus van der Merwe (Sharlto Copley), contrae un misterioso virus que empieza a transformar su ADN. Wikus de la noche a la mañana se convierte en el hombre más perseguido del mundo y, a la vez, el más valioso, porque es la clave para descubrir los secretos de la tecnología alienígena. Marginado y sin amigos, solo le queda un lugar en el que poder ocultarse: el Distrito 9.

    Comentario

    Siempre es una grata sorpresa comprobar que el buen uso de la técnica unido al mejor uso de la imaginación obra prodigios. Y nos damos gozosamente de bruces con una fantasía (fantástica, pero nada fantasiosa) sobre la deshumanización de los humanos; moledora y divertida a la vez. Aquí los extraterrestres, “las gambas”, así les llaman despectivamente, son unos desagradables visitantes que llevan veinte años perdidos en la “civilización”. Los terrícolas no les han aniquilado pero, eso sí: les tienen bien sujetos, controlados y cercados en el Distrito 9. Un ghetto en toda la regla, un sometimiento, extraño pero fácilmente explicable. Y es que, después de mucho cavilar, los humanos han llegado a la conclusión de que esos intrusos son para ellos tan despreciables como preciosos y, naturalmente, se trata de explotarlos; interesa su tecnología avanzada, sus armas que, por cierto, funcionan sólo con el ADN alienígena. He ahí la única y poderosa razón por la que “las gambas” perviven en nuestros pagos. Una parábola, en suma, del rechazo al diferente, al débil, al descolocado; y una enmienda a la totalidad de la ruindad en la que nos movemos. A este estimulante planteamiento, salpicado de acidez y mucho humor negro, Neill Blomkamp, director, guionista y experto en efectos visuales, le añade otros atractivos: el primero, su factura estética, una lograda mezcla entre lo naïf y lo cutre, que instala de inmediato al espectador en el pseudo-reportaje o documento. Nada de estilizaciones, ni moderneces, que está todo visto. Son éstos unos bichos distintos, rudimentarios, que inspiran de todo, menos miedo. Y además de darle la vuelta a un género clásico con tanto ingenio y de revolucionarlo visual y conceptualmente, Blomkamp sabe dosificar su historia, mueve muy bien los escenarios y encima ha sabido crear un protagonista (un imbécil) sencillamente antológico. Eso sí que es un debut de campanillas apadrinado –no es de extrañar- por Peter Jackson. Lo dicho: “District 9” es una película sabia que tiene mucho más de ciencia que de ficción. Desgraciadamente.