DILLINGER HA MUERTO

    335
    Titulo original: Dillinger é morto
    Año: 1968
    País: Italia
    Duración: 96 min.
    Dirección: Marco Ferreri
    Guión: Sergio Bazzini y Marco Ferreri.
    Música: Teo Usuelli.

    Intérpretes

    Michel Piccoli, Anita Pallenberg, Annie Girardot, Gigi Lavagetto, Carla Petrillo, Mario Jannilli y Carole André.

    Sinopsis

    Glauco (Michel Piccoli) es un profesional dedicado por entero a su trabajo como publicista, casado con una mujer enfermiza (Anita Pallenberg) con fuertes dolores de migraña. Como todas las tardes, Glauco vuelve a su casa directamente desde su oficina preparándose a cenar solo. Tiene la comida que le ha preparado Sabine (Annie Girardot), la criada, pero prefiere prepararse él mismo una cena. Mientras busca en un aparador los alimentos, encuentra una pistola envuelta en papel de periódico donde sobresale el titular Dillinger ha muerto. Cena delante del televisor y, al mismo tiempo, juguetea con el arma de fuego. Tras la cena, y desvelado, acude a hacer el amor con la criada. Poco después, con la pistola que ha encontrado, mata a su mujer de tres disparos. Al amanecer Glauco sale de su casa y se va a la orilla del mar. En el puerto, un barco de recreo está a punto de zarpar. Habiendo muerto el cocinero de la embarcación, Glauco se ofrece como sustituto siendo aceptado, por lo que parte en la embarcación hacia otras tierras, lejanas islas de ensueño.

    Comentario

    Las fantasías de un hombre en su intento de evadirse de una realidad que le aprisiona, recrean una absurda realidad. Una de las películas más emblemáticas de Marco Ferreri, que describe la liberación social y política de un hombre, contraponiendo la vida, con la preparación de su comida como metáfora, y la muerte (la limpieza, el revolver y la muerte en sí misma). Es una película muy influida por las convulsiones sociales de su época (se rodó muy poco después del mayo del 68), de la que el director francés Jean-Luc Godard dijo que es maravillosa por su simple evidencia.