DÍAS DE CINE

    10
    Titulo original: Días de cine
    Año: 2007
    País: España
    Duración: 112 min.
    Dirección: Daniel Serrano
    Guión: Daniel Serrano con la colaboración de Alberto San Juan
    Música: Miguel Malla. Temas musicales: "La Falsa Moneda", interpretado por María Carrasco; "Noche de Ronda", interpretado por Gerardo Malla y Miguel Rellán; "Doce Cascabeles", interpretado por María Carrasco; "Doce Cascabeles", interpretado por Nathalie Poza; "Sintonía NO-DO"; "En un Mundo Nuevo", interpretado por Javier Gutiérrez y Andrés Lima; y "Fuego", interpretado por Nathalie Poza.

    Intérpretes

    Alberto San Juan, Nathalie Poza, Miguel Rellán, Javier Gutiérrez, Andrés Lima, Luis Bermejo, Diego Martín, Fernando Tejero, Roberto Álamo, Malena Alterio, Gerardo Malla, Amparo Valle, Elvira Cuadrupani, Natalie Pinot, Secun de la Rosa, Helena Castañeda, María Carrasco, Josele Román, Ramón Barea, Pablo Rubio, Omar Muñoz, José Manuel Moya, Christophe Miraval, Pilar Castro, Coque Malla y Diego París

    Sinopsis

    Madrid, 1977. Federico Solá (Alberto San Juan) es un prestigioso hombre del teatro independiente que quiere debutar como director de cine con un drama social, “Encerrados en la mina”, que ha escrito con su amigo, compañero y actor del grupo de teatro. éste le lleva una noche a un club a ver la actuación de Silvia Conde (Natalie Poza) una folclórica en decadencia, antigua niña prodigio del franquismo, ya que su presencia en el filme como protagonista, ayudaría a poner en pie el proyecto de la película que ambos han escrito. Para la folclórica, su inclusión en el largometraje sería volver al candelero dando un interesante giro social a su trayectoria, por lo que busca a su amigo y descubridor, el productor José María Culebras (Miguel Rellán) para que saque adelante el proyecto. Culebras es un productor capaz de vender a su hermano a cambio de muy poco, al que no le queda más remedio que lanzarse a producir el filme porque su única fuente de financiación es un constructor de más escasa reputación aún que él mismo, cuyo último capricho es acostarse con la folclórica. Pondrá dinero en el filme si Culebras le garantiza que se podrá llevar a Silvia a la cama. Comienza así un rodaje en el que todos verán en la película su última oportunidad para cumplir sus sueños. Poco o nada les importarán las ideas de los demás: Culebras intentará hacer una película erótica, Federico un drama social, Silvia, que nada sabe de lo que se traen Culebras y el constructor, un musical y Benito, un actor tartamudo que ha tenido una herencia que quiere invertir en el filme si le dan un papel, una de aventuras fantásticas. Cuando Federico no está presente, Culebras rueda en secreto los números eróticos; además el nuevo director general de cinematografía, a cambio de no poner problemas con la censura, exige un papel para él y, para colmo, Federico acabará enamorándose de Silvia, iniciando con ella una relación secreta que parece que no conoce nadie.

    Comentario

    Segundo largometraje de Daniel Serrano (“Días de fútbol”), el exitoso guionista de “El otro lado de la cama”, una comedia ambientada en 1977, en la que un prestigioso autor de teatro antifranquista prepara su debut cinematográfico con un drama de denuncia social, que se ve obligado a reconvertir en una película musical con una folclórica de capa caída ante las presiones de su productor. Daniel Serrano ha buscado ironizar sobre el cine español de la transición, con personajes y situaciones muy reconocibles del cine de destape, que también se puede entender como una metáfora sobre la transición política española tras el franquismo.