DESAPARECIDO (1982)

    280
    Titulo original: Missing
    Año: 1982
    País: EE.UU.
    Duración: 122 min.
    Dirección: Constantin Costa-Gavras
    Guión: Donald Stewart y Constantin Costa-Gavras, basado en el libro de John Nichols.
    Música:

    Vangelis.

    Temas musicales: “My Ding a Ling”, interpretado por Chuck Berry; “All or Nothing at All”, interpretado por Jimmy Dorsey and his Orchestra; “My Whole World Is Falling Down”, interpretado por Brenda Lee; “Eine kleine Nachtmusik”, de Wolfgang Amadeus Mozart; y “Missing (Opening Theme)”, interpretado por Vangelis.


    Intérpretes

    Jack Lemmon, Sissy Spacek, Melanie Mayron, Joh Shea, Charles Cioffi, David Clennon, Richard Venture, Jerry Hardin, Richard Bradford, Joe Regalbuto, Keith Szarabajka, John Doolittle, Janice Rule, Ward Costello, Hansford Rowe, Tina Romero, Richard Whiting, Martin LaSalle, Terence Nelson , Robert Hitt, Félix González, María Eugenia Ríos, Jorge Russek, Edna Necoechea, Alan Penrith, Alex Camacho, Manuel Avila Camacho, Kimberley Farr, Elizabeth Cross, Piero Cross, Gary Richardson, Josefina Echánove, Robert Johnstreet, Linda Spheeris, Jorge Mancilla, Gerardo Vigil, Mario Valdez, Jaime Garza, Joe I. Tompkins, John Fenton, Jacqueline Evans, Jorge Santoyo, Juan Vázquez, Antonio Medellín, Albert Cates, Miguel Cane y Harry Kopoian.

    Premios

    Oscar al Mejor Guion Adaptado. Nominada al Oscar en las categorías de Mejor Película, Mejor Actor (Jack Lemmon) y Mejor Actriz (Sissy Spacek).

    Nominada al Globo de Oro en las categorías de Mejor Película Dramática, Mejor Director, Mejor Actor Dramático (Jack Lemmon), Mejor Actriz Dramática (Sissy Spacek) y Mejor Guion.

    Palma de Oro del Festival de Cannes 1982 y Premio al Mejor Actor (Jack Lemmon)

    Premio Bafta de la Academia Británica del Cine al Mejor Guion y Mejor Montaje. Nominada al Bafta al Mejor actor (Jack Lemmon), Mejor Actriz (Sissy Spacek), Mejor Director, Mejor Película y Mejor Música.


    Sinopsis

    El 16 de septiembre de 1973, en pleno apogeo del golpe militar que derrocó al gobierno de Salvador Allende en Chile, un escritor, cineasta y periodista norteamericano, Charles Horman (John Shea), desapareció de su casa de Santiago. Los vecinos informaron que fue llevado a punta de pistola hasta un pequeño camión. Un testigo vio entrar al vehículo en el estadio Nacional, utilizado por la policía y el ejército como centro de detención de los prisioneros políticos. Durante las dos semanas siguientes Beth Horman (Sissy Spacek), su mujer, le buscó a través de una ciudad donde el derramamiento de sangre se había convertido en un aterrorizante lugar común. El 4 de octubre, su padre Edmund Horman (Jack Lemmon), un empresario conservador y de ideas derechistas de Estados Unidos, llega desde Nueva York para averiguar su paradero. La Embajada Norteamericana en Santiago inició una investigación que oficialmente dio pocos resultados. Se indicó a esposa y padre que Horman no estaba, ni nunca había estado detenido ni por la policía ni por el ejército. Tampoco estaba su cuerpo entre los miles de cadáveres apilados en las improvisadas morgues de la ciudad. Un oficial consular sugirió que quizás él había preparado su propia desaparición y ahora se ocultaba. Esta era la única posibilidad que la mujer de Horman no podía aceptar. El no tenía nada de lo que ocultarse, e incluso, si así fuera, de alguna forma se hubiese puesto en contacto con ella.

    Comentario

    El greco francés Constantin Costa-Gavras, uno de los cineastas más comprometidos social y políticamente ("Z", "Estado de sitio", "Mad City"), debutó en Hollywood con esta adaptación de una famosa novela de Thomas Hauser, basada en un hecho real, en torno a la implicación del gobierno de los Estados Unidos en el golpe de estado chileno de 1973, que acabó con el régimen constitucional del doctor Salvador Allende e impuso al general Pinochet como Jefe del Estado. La película muestra a un afligido empresario norteamericano muy conservador, que llega a Santiago de Chile en busca de su hijo, desaparecido en los primeros momentos del golpe militar, y que va descubriendo, progresivamente, la brutalidad de lo sucedido a la par que la embajada norteamericana pretende ocultarle información.