DENTRO DEL LABERINTO (1986)

    Titulo original: Labyrinth
    Año: 1986
    País: EE.UU.
    Duración: 101 min.
    Dirección: Jim Henson
    Guión: Terry Jones, basado en un argumento de Dennis Lee y Jim Henson.
    Música: Trevor Jones y David Bowie. Temas musicales: "Magic Dance", interpretado por David Bowie; "Chilly Down", interpretado por David Alan Barclay, Karen Prell y and Rob Mills; "As The World Falls Down", interpretado por David Bowie; "Within You", interpretado por David Bowie; y "Underground", interpretado por David Bowie.

    Intérpretes

    David Bowie, Jennifer Connelly, Toby Froud, Shelley Thompson, Christopher Malcolm, Natalie Finland, Shari Weiser, Brian Henson, Rob Mills, David Alan Barclay, Karen Prell, Frank Oz, Anthony Asbury, Toby Philpott, Ian Thom, Sherry Amott, Cheryl Henson, Kevin Bradshaw, Alistair Fullarton, Rollin Krewson, Marc Antona, John Aron, Elfrida Ashworth, Kenny Baker, Michael Henbury Ballan, Danny Blackner, Peter Burroughs, Toby Clark, Tessa Crockett, Terry Dane, Warwick Davis, Malcolm Dixon, Margaret Foyer, Anthony Georghiou, Elizabeth A. Gilbert, Louise Gold, Moira Grant, Paul Grant, Derek Hartley, Andrew Herd, Douglas Howes, Richard Jones, John Key, San Lee, Mark Lisle, Janis Mackintosh, Peter Mandell, Penny Marsden, Kim Mendez, Wendy Millward, Leonie Palette, Caroline Pope, Christopher Preston, Jack Purvis, Katie Purvis, Nicholas Read, Peter Salmon, Peter Sim, Graeme Sneddon, Linda Spriggs, Penny Stead, Graham Tudor-Phillips, David Turner, Sharon White, Albert Wilkinson y Barrie J. Wilkinson.

    Premios

    Nominada a los Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico a los Mejores Efectos Visuales.

    Sinopsis

    Una noche el padre y la madrasta de Sarah (Jennifer Connelly) —una adolescente con una imaginación desbordante— se preparan para salir a una reunión. Para ello, la joven, conntra su voluntad, debe quedarse a cargo de su medio hermano Toby (Toby Froud) para cuidarlo. La chica, enfadada por tener que lidiar con el pequeño quien no deja de llorar, en un arrebato pide (casi inadvertidamente) al Rey de los Duendes, Jareth the Goblin (David Bowie) —un personaje de su libro de fantasía favorito llamado «Laberinto»— que se lleve consigo a su hermano. Sin prever que daría resultado y su deseo se cumpliría, a continuación el Rey Jareth se muestra ante ella diciéndole que para recuperar a su hermano cuenta con 13 horas en cuyo transcurso debe resolver su laberinto y llegar hasta su castillo, si es que quiere evitar que Toby se convierta en un duende. Durante su aventura, el rey intentará impedir que Sarah llegue a su meta, poniéndola a prueba con juegos mentales, acertijos difíciles e innumerables trampas a lo largo del laberinto, que constantemente cambia. En tanto, durante su recorrido, irá conociendo nuevos amigos, entre ellos un enano un tanto irritable llamado Hoggle, un monstruo lanudo de nombre Ludo (que posee la habilidad de comunicarse con las rocas y piedras) y un singular y muy valiente caballero andante de largos bigotes que se presenta como Sir Didymus (David Alan Barclay), quienes le ayudarán a lograr su objetivo. Al final, una vez que se enfrenta con el rey para recuperar a su hermano, Sarah se encontrará ante una encrucijada en la que debe decidir si sigue soñando en cuentos de hadas o aceptar la realidad de que va dejando de ser una niña.

    Comentario

    Un delicioso cuento fantástico que recoge elementos de "La historia interminable", cruzándolos con otros de "En compañía de lobos" y en dónde se mezclan actores reales con muñecos animados. Una chica, apasionada por los libros de cuentos, invoca a unos duendes que se llevan a su hermano pequeño. Para poder rescatarle deberá cruzar un laberinto lleno de pruebas complicadas y terribles sorpresas hasta llegar al castillo donde se encuentra el muchacho. Es una película de muchas paternidades: el malogrado Jim Henson junto a su inseparable Franz Oz (creadores de "Los Teleñecos"), George Lucas como productor ejecutivo, y el ex Monty Phyton Terry Jones como guionista. Cuenta además con la guapa Jennifer Connelly como protagonista y con David Bowie haciendo un personaje muy especial. La puesta en escena es muy imaginativa y la película tiene momentos deslumbrantes y entrañables.