DEFOSAENFOSA / DE FOSA EN FOSA

    30
    Titulo original: Odgrobadogroba
    Año: 2005
    País: Eslovenia – Croacia
    Duración: 93 min.
    Dirección: Jan Cvitkovic
    Guión: Jan Cvitkovic
    Música: Aldo Ivancic

    Intérpretes

    Gregor Bakovic, Drago Milinovic, Sonja Savic, Mojca Fatur, Domen Remskar, Brane Gruber, Natasa Matjasec, Zoran Dzeverdanovic, Vlado Novak, Nada Znidarsiè, Ludvik Bagari, Demeter Bitenc, Natasa Burger, Emil Cerar, Primoz Petkovsek, Pepi Radonjiè, Pavle Ravnohrib y Drago Sirok.

    Premios

    Premio al Mejor Nuevo Director en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián

    Sinopsis

    En una pequeña localidad rural de Eslovenia vive Pero (Gregor Bakovic), un joven sensible e inteligente de 30 años que se gana la vida escribiendo y pronunciando los discursos fúnebres en su pueblo, una figura muy común de la Eslovenia rural. Sus discursos no son simplemente panegíricos de los fallecidos porque Pero, lejos de ceñirse a la vida del difunto, refleja en estos panegíricos su propia filosofía de la existencia y sus experiencias y las de los suyos. Pero vive con su padre, Dedo (Brane Gruber), que siempre intenta suicidarse por métodos inverosímiles, sin lograr nunca su propósito, y sus dos hermanas, Ida (Sonja Savic), que es sordomuda, y Vilma (Natasa Matjasec), que tiene un hijo. Shooki (Drago Milinovic), el vecino de Pero, un apasionado de los seiscientos, es su mejor amigo y está muy unido a la familia de Pero.

    Comentario

    Segundo largometraje del director esloveno Jan Cvitkovic con el que ganó el Premio de Nuevos Realizadores en el Festival de San Sebastián. La película arranca como una comedia costumbrista que, a medida que la historia se desarrolla, evoluciona de una manera muy sutil, desde el humor y los gags del comienzo al terrible drama del desenlace. El conjunto final es una parábola sobre la vida y la muerte, la búsqueda de cariño y amor en un ambiente en el que aún subyace la violencia feroz que asoló los Balcanes en la última década del siglo XX. Así, los personajes que al principio parecen luminosos y felices en su particular paraíso rural, una burbuja idílica, en realidad se encuentran al borde de un abismo de oscuridad que emite señales que no perciben, hasta que se desencadene la tragedia. Jan Cvitkovic, director muy influido por el cine de su colega Emir Kusturica, del que se considera discípulo, juega con los conceptos de raigambre, vida y muerte a través de personajes que se debaten entre dos mundos y que no siempre acaban en aquel donde preferirían estar.