DE MAYOR QUIERO SER SOLDADO

    Titulo original: I Want to Be a Soldier / De mayor quiero ser soldado
    Año: 2010
    País: EE.UU.
    Duración: 88 min.
    Dirección: Christian Molina
    Guión: Christian Molina y Cuca Canals, asdaptado por Chesley Heymsfield
    Música: Federico Jusid

    Intérpretes

    Fergus Riordan, Cameron Antrobus, Josephine Barnes, Robert Englund, Cassandra Gava, Danny Glover, Jo Kelly, Valeria Marini, Andrew Tarbet, Ben Temple y Joan Hostench.

    Premios

    Seleccionada para el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

    Sinopsis

    Álex (Fergus Riordan) es un niño de ocho años que recibe un regalo inesperado tras el nacimiento de sus hermanos gemelos: un televisor para su cuarto. Se siente destronado y sus padres han decidido compensarle con ese regalo. A partir de ese momento, Álex empezará a descubrir un mundo que le apasionará. Se sentirá fascinado por todo lo que emite la televisión, especialmente por la gran cantidad de violencia que aparece en las películas, noticiarios, retransmisiones deportivas, realitys… El chico tiene problemas de comunicación con sus padres y sus compañeros de colegio y se encierra en sí mismo, inventándose dos amigos imaginarios, el astronauta Capitán Harry (Ben Temple) y su alter ego, el Sargento John Cluster (Ben Temple). El televisor será la creciente obsesión de Álex por las imágenes de guerra y destrucción, así como por los videojuegos violentos. En su mundo imaginario, Álex se convierte en soldado. Un niño soldado de un ejército imaginario. querrá invadir países, matar a los malos, tirar bombas desde un avión y de paso cargarse los campos de verdura porque las detesta profundamente. Un niño que quiere ser soldado para poderse cargar a las personas que más odia en el mundo: los inútiles, los empollones y a los gordos, que quiere ser soldado para ser famoso, salir en la tele y sentirse como los protagonistas de las películas de guerra. Un niño que, finalmente, será víctima de la violencia que tanto le fascina.

    Comentario

    Christian Molina (“Diario de una ninfómana”) reflexiona sobre la violencia televisiva a través de la historia de un niño fascinado por las brutales imágenes que ve por televisión, que lucha por encontrar su camino entre sus padres y su vida en el colegio, con ayuda de sus amigos imaginarios, el astronauta Capitán Harris y su alter ego el sargento John Cluster. Una historia narrada en off por el joven protagonista en la que, a la manera de redacción escolar en la que debe describir lo que quiere ser de mayor, incluye cientos de imágenes reales sacadas de noticiarios, programas de televisión y películas sobre asesinatos, explosiones, disparos, bombas, guerras y masacres, la mayor parte reales. Una película didáctica y con evidente moraleja.