CUBA FELIZ

    230
    Titulo original: Cuba feliz
    Año: 2000
    País: Francia – Cuba
    Duración: 90 min.
    Dirección: Karim Dridi
    Guión: Karim Dridi y Pascal Letellier.
    Música: Temas populares y tradicionales cubanos.

    Intérpretes

    Miguel Del Morales El Gallo, Pepín Vaillant, Mirta Gonzáles, Aníbal Ávila, Alberto Pablo, Armandito Machado, Mario Sanchez Martinez, Zaida Reyte, Gilberto Mendez, Alejandro Almenares, Paisan Mallet, Eulises Sanchez, Carlo Boromeo Planchez y Cándido Fabré.

    Sinopsis

    La historia de un hombre con un sueño. El hombre en cuestión se llama El Gallo y es un cantante callejero que persigue su sueño a lo largo y ancho de Cuba. El Gallo llega al corazón de las leyendas musicales del país: estrellas de salsa, raperos de los barrios bajos, grupos de viejos bulliciosos, cantantes de boleros, músicos de jazz improvisado, percusión mística o campesinos juerguistas… En los caminos y senderos, en las carreteras y trenes, y en los patios traseros de las calles abarrotadas la música llega a formar parte de su vida desarraigada y El Gallo convierte los momentos mágicos en canciones que sabe de memoria. En su recorrido sin rumbo nuestro cantante conoce a una familia de músicos que le reciben como a un hermano y le acompañan en su camino. Con el contacto humano este hombre, cuyo único equipaje es una funda de guitarra y que está completamente apartado de la estructura social convencional, se abre y se transforma. El Gallo descubre la risa en la música, en el baile y en la improvisación y la emoción de las trompetas y de las sencillas canciones tarareadas por sus amigos. Pero poco a poco el solitario cantante vuelve a la realidad. La vida no es tan divertida como en las canciones ni tan dulce como los cantos místicos. El Gallo ha recorrido Cuba entera pero al final del sueño descubre que ha vuelto al punto de partida, con el cigarro colgando de los labios. Como sueños oxidados, los cargueros van y vienen en el puerto de La Habana.

    Comentario

    Una road movie musical que busca rendir homenaje a una generación de viejos músicos que en su momento no pudieron mostrar su talento fuera de las fronteras de Cuba, como es el caso actual, en la que la música cubana triunfa en todo el mundo. Está protagonizada por Miguel de Morales, apodado El Gallo, un trovador urbano que se gana la vida gracias a su voz y se narra, en definitiva, la historia de un hombre con un sueño. Tras la cámara el francés de origen tunecino Karim Dridi, dirtector también de películas como Hors jeu (1998), con Rossy de Palma, Bye-bye (1995) o Pigalle (1994).