CUATRO TÍOS DE TEXAS (1963)

    128
    Titulo original: Four for Texas
    Año: 1963
    País: EE.UU.
    Duración: 124 m
    Dirección: Robert Aldrich
    Guión: Teddi Sherman y Robert Aldrich.
    Música:

    Nelson Riddle.


    Intérpretes

    Frank Sinatra, Dean Martin, Anita Ekberg, Ursula Andress, Charles Bronson, Victor Buono y Edric Connor.

    Sinopsis

    Zach Thomas (Frank Sinatra) y Joe Jarret (Dean Martin) son dos de los pasajeros de una diligencia que es atacada por unos bandoleros. Ambos logran repeler el ataque, y Zach descubre que en la diligencia viaja una bolsa con cien mil dólares, de la que se apodera a punta de pistola Joe, dejando a Zach sin caballo ni agua en pleno desierto. En un orfanato de Galveston, una amiga le cose a Joe el dinero en el forro de una chaqueta. Por su parte Zach también ha logrado llegar a Galveston, acusando a un famoso banquero llamado Burden (Victor Buono) de estar detrás del asalto. En la ciudad los dos hombres mantienen un enfrentamiento constante hasta que se acuerda una entrevista en una cantina donde Matson (Charles Bronson), el jefe de la banda que atacó la diligencia, se dispone a asesinar a Jack, cosa que Joe impide. Joe pretende abrir una sala de juego en un barco anclado en el río, pero Burden, con la ayuda de Jack está empeñado en impedírselo. La situación desemboca en una pelea entre Zach y Joe, hasta que descubren mercancía robada en un almacén de Burden, dándose cuenta que el cacique está utilizándoles a los dos. Será entonces cuando los dos hombres unan sus esfuerzos para combatirle juntos.

    Comentario

    Un western cómico con Frank Sinatra y Dean Martin enfrentados a un cacique de Galveston. Robert Aldrich pone ahora humor a un género que había tocado en numerosas ocasiones y coloca a Anita Ekberg y a Ursula Andress, dos estimulantes sex symbols de la época, al lado de Sinatra y Martin. Aldrich da un gran ritmo a la película en la que, sin renegar en ningún momento de los elementos más característicos del western, añade un toque de humor cínico que posteriormente sería muy imitado en el género. La película presenta la curiosidad de reunir a las dos sex symbols del momento, Anita Ekberg y Ursula Andress, ambas de origen europeo, la primera nacida en Suecia (fue Miss Suecia en 1952) y Ursula Andress nacida en Suiza, y las dos trabajando en Hollywood. De alguna manera fue en esta película donde se produjo el relevo en el trono del máximo símbolo erótico, ya que tras trabajar con Aldrich Ekberg inició una progresiva decadencia mientras que Andress, que un año antes había hecho su mítica salida del mar en Agente 007 contra el Doctor No, comenzaba un largo reinado como reina de la sensualidad cinematográfica.