CUATRO HIJOS (1928)

    154
    Titulo original: Four sons
    Año: 1928
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: John Ford
    Guión: Philip Klein, Herman Bing, H.H. Caldwell y Katherine Hilliker, basado en la historia "Grandma Bernle Learns Her Letters", de I.A.R. Wylie.
    Música:

    Carli Elinor


    Intérpretes

    Margaret Mann, James Hall, Charles Morton, Ralph Bushman, George Meeker, June Collyer, Earle Foxe, Albert Gran, Frank Reicher, Ferdinand Schumann-Heink, Jack Pennick, Frank Baker, George Blagoi, Stanley Blystone, Carl Boheme, Harry Cording, Constant Franke, Wendell Phillips Franklin, Hans Fuerberg, Joseph W. Girard, Bob Kortman, Hughie Mack, Michael Mark, Tom McGuire, Ruth Mix, L.J. O'Connor, Robert Parrish, Captain John Porters, Harry Tenbrook, August Tollaire, Tibor von Janny y John Wayne.

    Sinopsis

    La acción tiene lugar en una pequeña localidad de Baviera. De los cuatro hijos de la señora Bernie (Margaret Mann), Joseph (James Hall) ha emigrado a América en busca de fortuna. Franz (Francis X. Bushman) y Johan (Charles Morton) han sido movilizados y sólo el menor, Andreas (George Meeker) permanece a su lado. Ha estallado la Primera Guerra Mundial y Franz y Johan mueren en el frente. Andreas no tarda en recibir la orden de alistarse, pero el destino quiere que muera en brazos de su hermano Joseph, que llega a Europa con el cuerpo Expedicionario de Estados Unidos y que ha luchado con Andreas en bandos distintos. La señora Bernie viajará a América en compañía de Joseph.

    Comentario

    Una de las más notables películas mudas de John Ford, que rodó en los mismos platós de “Amanecer”, de Murnau, que reconstruían una Baviera idealizada, a base de largos travellings. A destacar la escena en que uno de los cuatro hermanos protagonistas, que emigró a los Estados Unidos y que regresa a Europa como miembro del ejército norteamericano, encuentra en un brumoso campo de batalla a su propio hermano agonizante, que ha luchado con las tropas del kaiser, llamando a su madre. La película significó el primer encuentro de Ford con John Wayne; el actor, que es un pequeño extra sin frase, se ponía aquí por séptima vez ante una cámara de cine.