CRÓNICA SENTIMENTAL EN ROJO (1986)

    29
    Titulo original: Crónica sentimental en rojo
    Año: 1986
    País: España
    Duración: 100 min.
    Dirección: Francisco Rovira Beleta
    Guión: Francisco Rovira Beleta y Enrique Josa, basado en lovela homónima de Francisco González Ledesma
    Música: José Solá

    Intérpretes

    José Luis López Vázquez, Assumpta Serna, Llorenç Santamaria, Fabià Matas, Hugo Blanco, Silvia Solar, José María Blanco, Joan Vallés, Jordi Serrat, Marta Flores, Joan Doménech, José Cegarra, Conrado Tortosa "Pipper", Lynn Endersson, Gaspar "Indio" González, Aníbal Roca, Fredy Ripers, Miquel Bordoy, Pep Ballester, Alejo del Peral, Llàtzer Escarceller, Mir Ferry y Francisco González Ledesma.

    Sinopsis

    En la playa de San Salvador, una muchacha es hallada muerta y con un pecho amputado. El pecho aparece después, sobre la mesa de trabajo del juez Olvido Montal (Silvia Solar). Parece como si alguien quisiera relacionar la fabulosa herencia de don Carlos Bassagoda, de la que la juez es albacea, con el retrato de la difunta Nuria Bassagoda, que aparece también con un pecho cercenado. El comisario Méndez (José Luis López Vázquez) ya se las sabe todas. Tanto patear calles, tanto atrapar rateros, tanto mirar cruzado hacia merodeadores de medio pelo…todo eso solo lleva a la decepción. Él no deja de hacer su trabajo pero todo lo tamiza con una ironía que no hace sino descargar esos andares cansinos, hartos, con pasos que siempre son de vuelta, con miradas que siempre son de ida, con la certeza de que alguien tiene que hacer el trabajo sucio y él no puede liberarse. Tiene que hacerlo, caiga quien caiga, por mucho que moleste, por más que ya empiece a aborrecerlo. Y ahora tiene que desentrañar el caso del cadáver hallado sin uno de sus pechos.

    Comentario

    Un interesante thriller español a cargo de Rovira Beleta, que adapta una célebre novela de Gonzálrz Ledesma en donde una muchacha es encontrada muerta y con un pecho amputado en la playa. Un cruce entre drama e intriga policial que fue la última película de Rovira Beleta, un director que siempre supo moverse con gran habilidad por el género ("El expreso de Andalucía", "Los atracadores")