CRISTÓBAL COLÓN, DE OFICIO DESCUBRIDOR (1982)

    38
    Titulo original: Cristóbal Colón, de oficio... descubridor
    Año: 1982
    País: España
    Duración: 85 min.
    Dirección: Mariano Ozores
    Guión: Juan José Alonso Millán según un argumento propio
    Música: Teddy Bautista y Pepe Robles.

    Intérpretes

    Andrés Pajares, Fiorella Faltoyano, María Kosty, Rafaela Aparicio, Ángel De Andrés, Roberto Camardiel, Quique Camoiras, José Carabias, Alberto Fernández, Antonio Garisa, Manuel Gómez Bur, Alfredo Mayo, Juanito Navarro, Adrián Ortega, Antonio Ozores, Luis Varela, Tomás Zori, Fernando Santos, Antonio Gamero, Juan Carlos Naya, Antonio Ozores, Alfonso del Real, Emiliano Redondo, Pedro Valentín, Fernando Santos, Beatriz Elorrieta, Luis Lorenzo, José Jaime Espinosa, Valentín Paredes, Blaki, Adriana Ozores, Eduardo Bea, León Klimovsky, Víctor Israel, Tony Valento, Mery Leyva, Mari Carmen Alvarado, José Riesgo, María Isbert, Fabián Conde, Alfonso de la Vega, José Luis Chinchilla, Luis Barboo, Emilio Fornet y Simón Ramírez.

    Sinopsis

    Una bruja (María Isbert) pronostica a un padre (Antonio Garisa) que su hijo será navegante. El niño de nombre, Cristóbal Colón (Andrés Pajares), pasa muy pronto de Génova a Portugal, pero el rey Juan II (Antonio Ozores) de aquel país quería llevárselo todo y, así, el futuro Almirante entra en España en busca de ayuda para cruzar los mares. Para ello pide ayuda a la reina Isabel la Católica (Fiorella Faltoyano) en guerra contra el rey Boabdil el chico (José Carabias) de Granada.

    Comentario

    Una astracanada a cargo del inefable Mariano Ozores. La historia de Cristobal Colón, con todos los tópicos inimaginables, pero haciendo referencia a los acontecimientos puntuales del año 82 en que fue rodada. Un humor hortera y chabacano con un Andrés Pajares tan sobreactuado como cabe esperar. La película estuvo a punto de convertirse en un subgénero de la comedieta española, ya que un año después se hizo “Juana la loca... de vez en cuando” que seguía el mismo camino, y posteriormente “El Cid Cabreador”. Afortunadamente no hubo más continuidad