CREEPSHOW 2 (1987)

    25
    Titulo original: Dead and Undead: Creepshow II
    Año: 1987
    País: EE.UU.
    Duración: 92 min.
    Dirección: Michael Gornick
    Guión: George A. Romero, basado en tres historias de Stephen King.
    Música: Les Red

    Intérpretes

    Domenick John, Tom Savini, George Kennedy, Philip Dore, Maltby Napoleon, Tyrone Tonto, Dorothy Lamour, Frank Salsedo, Holt McCallany, David Holbrook, Don Harvey, Dan Kamin, Dean Smith, Shirley Sonderegger, Paul Satterfield, Jeremy Green, Daniel Beer, Page Hannah, Lois Chiles, David Beecroft, Tom Wright, Richard Parks, Stephen King, Cheré Bryson y Joe Silver

    Sinopsis

    Prólogo: Un hombre con aterrador aspecto de ultratumba llamado The Creep (Tom savini) está entregando en un camión los periódicos y revistas para la zona cuando se encuentra con Billy (Domenick John), un niño de 13 años que espera ansiosamente el nuevo número del cómic “Creepshow”. Mientras el niño se hace con el nuevo ejemplar, The Creep vuelve a su castillo, desde donde introduce al espectador en tres historias de terror: “El viejo jefe Cabeza de Madera” (“Old Chief Wood´nhead”): El viejo matrimonio Spruce intenta mantener su negocio que ya apenas les aporta beneficios en Dead River, un pueblo económicamente muerto junto a una reservación indígena. La única compañía de Ray Spruce (George Kennedy) es su querida esposa Martha (Dorothy Lamour) y su viejo indio de madera, una estatua a escala real de un indígena ataviado para la guerra que cuida la entrada de la tienda. Un día, el jefe de la tribu, Benjamin Lunablanca (Frank Salsedo), le entrega a Ray unos tesoros indios que forman parte de su comunidad; ya que ellos deben dinero a Ray y quieren agradecerle por haber permitido a la tribu comprar alimento y otras cosas necesarias de la tienda sin que les cobrara, por ello le entrega esos tesoros a condición que si en dos años no pueden pagarle los debe tomar como compensación. Ray se niega a aceptar algo tan valioso pero Benjamin insiste. Este hecho el viejo matrimonio recupere sus esperanzas futuras sobre el pueblo y sobre su propia economía. Pero ese mismo día, tres delincuentes encabezados por Sam Lunablanca (Holt McCallany), el sobrino de Benjamin, atracan la tienda y asesinan al matrimonio por no haber querido entregarles los tesoros indios que precisamente pertenecen a la tribu. Sam es un muchacho vanidoso de larga cabellera que ve como el símbolo de su supuesta belleza, su objetivo es usar los tesoros para huir a Hollywood donde está convencido que en cuanto lo vean lo reconocerán como la gran estrella que cree ser y se volverá famoso al instante. Tras asesinar al matrimonio el trío acuerda ir a sus respectivas casas para hacer el equipaje y huir esa noche.

    El único testigo de esta sangrienta injusticia es el viejo indio, que tras cobrar vida se pone pintura de guerra y va tras los criminales. El primero de ellos es acribillado con flechas dentro del remolque donde vive, al segundo lo mata a hachazos con su tomahawk y finalmente encara a Sam, a quien mata con su cuchillo. A la mañana siguiente al despertar Benjamin encuentra sobre su cama los tesoros; tras visitar la tienda descubre el asalto y al jefe indio en su posición habitual, ensangrentado y sosteniendo la cabellera de su sobrino. Tras saludarlo con humildad le pide que ahora que ha hecho justicia aplaque su espíritu, tras lo cual se retira del lugar. Intermedio: Tras obtener su historieta Billy va al correo a recibir un paquete que compró por medio de los anuncios en la revista y que contiene, según le explica al encargado, un bulbo de Atrapamoscas. Mientras Billy se retira, The Creep, que permanecía oculto en el correo, presenta la siguiente historia: “La balsa” (“The Raft”): Un grupo de cuatro adolescentes, Randy (Daniel Beer), Deke (Paul Satterfield), Laverne (Jeremy Green) y Rachel (Page Hannah), a pesar de ser ya otoño, deciden pasar el día en un lago abandonado. Nada más llegar, y sin pensarlo dos veces, se lanzan al agua dispuestos a llegar a una vieja balsa que uno de los chicos había visto la semana anterior. Pero al meterse en el lago, los chicos reparan en una extraña y enorme mancha de aspecto oleoso que avanza por el agua. Aunque en un inicio no la ven como algo serio cuando Rachel la toca la sustancia la atrapa y devora, tras lo cual no se separa de la balsa. Algunas horas después Deke, el más atlético de ambos muchachos, decide que puede nadar más rápido que la mancha por lo que intentará llegar a la orilla para conseguir ayuda, desgraciadamente mientras se prepara, la mancha se filtra entre los tablones, atrapa su pie y lo devora. Randy y Laverne pasan la noche y el otro día vigilando y evitando pisar las uniones, sin embargo cuando Laverne se duerme Randy se distrae de la vigilancia tocándola y la mancha comienza a devorarla, el muchacho aprovecha esto para huir nadando y apenas logra salir del agua antes que lo atrape, al borde del agua Randy celebra haberla derrotado y se burla de la criatura, para su desgracia la mancha se impulsa hasta la orilla, cae sobre él y regresa al agua. Intermedio: Mientras pasea por la ciudad Billy es interceptado por un matón algo mayor que él quien le roba su planta, la aplasta y comienza a perseguirlo por toda la ciudad acompañado por su pandilla. The Creep atestigua esto y propone a la audiencia ver una historia más en lo que los matones tardan en atrapar a Billy. “El autoestopista” (“The Hitch-hiker”): Una mujer casada, Annie Lansing (Lois Chiles) regresa a casa en coche después de un encuentro con su amante (David Beecroft) en el pueblo vecino. Durante una distracción atropella a un autoestopista (Tom Wright) en la carretera quien con un letrero de cartón pedía que lo llevaran. Aturdida por lo sucedido, decide no parar y seguir adelante en su trayecto. La mujer se verá sorprendida por el cadáver reanimado, que se encargará de propinarle un aterrador trayecto, mientras le repite sin cesar: “gracias por el paseo, señora…” Después de varios intentos tratando de deshacerse del cadáver atropellándolo y destrozándolo más y más con su automóvil, llega a su casa con el coche lleno de golpes y allí se desmaya. Al despertar piensa que todo ha sido producto de su imaginación tras el accidente, sin embargo debajo del automóvil sale nuevamente el cadáver del hombre que aunque está completamente deshecho y amorfo por las peleas en la carretera aún continúa decidido a castigar a la mujer a quien por fin atrapa. La historia acaba cuando su marido George Lansing (Richard Parks) llega algunas horas después y la descubre muerta en el asiento del conductor sosteniendo el cartel del viajero donde ahora se leía escrito con sangre la palabra asesina. Epílogo: Mientras The Creep cierra la antología y se despide, Billy corre huyendo con los matones tras él. El niño llega hasta un claro en el bosque donde se detiene y los abusadores se disponen a golpearlo, sorpresivamente en medio del follaje aparecen atrapamoscas gigantescas. En el lugar Billy ha plantado muchas otras atrapamoscas que ha comprado anteriormente y han alcanzado cada una el tamaño de un árbol. Rápidamente las plantas devoran a los pandilleros mientras Billy sonríe de forma maligna. The Creep ve la escena desde su camión mientras ríe y se aleja.

    Comentario

    Segunda entrega de la antología de cuentos terroríficos creados por Stephen King y George A. Romero. Tres episodios con presentaciones creadas mediante animación, con un cierto toque nostálgico. Al contrario que en la primera parte, en que se muestra las cinco historias seguidas por las páginas del cómic que van pasando con el viento, esta vez es el propio Creep, interpretado por Tom Savini, quien se encarga de presentarlas. El mejor episodio es el segundo, “La masa”, pero en general la película es inferior a su predecesora. El director de esta segunda parte, Michael Gornick, fue el director de fotografía de su primera parte, dirigida por George A. Romero. Gornick ha sido director de fotografía en muchas de las películas de Romero.