CONSUELO Y ALEGRÍA

    Titulo original: Comfort and joy
    Año: 2003
    País: EE.UU.
    Duración: 85 min.
    Dirección: Maggie Greenwald
    Guión: Judd Parkin.
    Música: David Mansfield.

    Intérpretes

    Nancy Mckeon, Steven Eckholdt, Paul Dooley, Andrew Chalmers, Jordy Benattar, Maria Herrera, Dixie Carter, Sandi Ross, Lindsay Leese, Myriam Sirois, Grant Nickalls, Jim Feather, Dwight Ireland, Smok-ee Allen, A.J. Saudin, Robert McCarrol, Chantele Francis, Paul A. MacFarlane, Jonathan Miller y Sal Figliomeni.

    Sinopsis

    Jane (Nancy McKeon) es la vicepresidenta de una agencia de publicidad de Nueva York. Vive sola y aparentemente feliz en su lujoso apartamento del centro de la ciudad. Es una mujer de éxito con una relación aceptable con otro ejecutivo y un estilo de vida muy poco familiar. Pero es Nochebuena, nieva en Nueva York y todo esto está a punto de cambiar. Tras sufrir un pequeño accidente de tráfico y perder por breves momentos la conciencia, despierta en un mundo que no le pertenece. Se encuentra con que el hombre que le ayuda a salir del coche tras el accidente dice ser su marido desde hace diez años. Cree que se está volviendo loca cuando la lleva a su casa, una vivienda modesta de un barrio de las afueras y conoce a sus dos hijos. Su flamante Jaguar se ha convertido en un utilitario, su carísimo abrigo es un gastado chaquetón y no se dedica a ganar dinero sino a ayudar a los demás.

    Comentario

    En la mejor tradición de películas navideñas como Family Man o Qué bello es vivir, títulos con los que comparte más de una premisa, esta producción televisiva nos presenta un cuento de buenas intenciones para toda la familia. El coche chocando con la farola, con el que comienza la fantasía, remite directamente al choque con el árbol de Georges Bailey, el personaje que encarna James Stewart en Qué bello es vivir de Frank Capra. Igualmente, la deshumanización del personaje protagonista de Consuelo y alegría, una ejecutiva de éxito con la mira puesta en ganar dinero y sin tiempo para formar una familia, es la misma fría existencia que la del personaje de Nicolas Cage en Family Man. Ambos sufrirán un cambio fantástico en sus vidas que les muestra cómo sería su existencia si dejaran de anteponer el dinero a sus sentimientos.