CONSPIRACIÓN

    Titulo original: Conspiracy Theory
    Año: 1997
    País: EE.UU.
    Duración: 130 min..
    Dirección: Richard Donner
    Guión: Brian Hengeland
    Música: Carter Burwell. Temas musicales: "Can't Take My Eyes Off You", interpretado por Frankie Valli; "Just Maintain", interpretado por Xzibit; "Every Little Thing She Does Is Magic", interpretado por Sting; "Roto-Rooter Jingle", interpretado por Captain Stubby & The Buccaneers; y "Can't Take My Eyes Off You", interpretado por Lauryn Hill.

    Intérpretes

    Mel Gibson, Julia Roberts, Patrick Stewart, Cylk Cozart, Steve Kahan, Terry Alexander. Alex McArthur, Rod McLachlan, Michael Potts, Jim Sterling, Rich Hebert, Brian J. Williams, G.A. Aguilar, Cece Neber Labao, Saxon Trainor, Claudia Stedelin, Leonard Jackson, Donal Gibson, Joanna Sanchez, Michael Shamus Wiles, Mik Scriba, Patrick Wild y Mushond Lee.

    Sinopsis

    Jerry Fletcher (Mel Gibson) es un excéntrico taxista de Nueva York que está obsesionado con conspiraciones y complots, de las que casi nadie sabe que existen salvo él, y de las que todos somos víctimas. Vive en un piso que parece una fortaleza en el que se siente seguro y en el que almacena gran cantidad de documentación. Mientras trabaja con el taxi, comparte con los viajeros sus inquietudes y preocupaciones. Desde hace varios meses, y de vez en cuando, se presenta en el Ministerio de Justicia e intenta ver a Alice Sutton (Julia Roberts), abogada que trabaja allí y a la que Jerry ayudó durante un atraco en plena calle, para contarla sus sospechas sobre las conspiraciones y complots. Un día, tras ver a Alice, que le atendió y escuchó amablemente a pesar de no tener cita previa, Jerry es secuestrado por unos desconocidos y sometido a tortura física. Los desconocidos quieren saber qué sabe y a quién se lo ha dicho, pero Jerry desconoce las respuestas. Estando a solas con uno de sus secuestradores, Jerry, maniatado en una silla de ruedas, consigue morder la nariz de éste, derribarle y huir tras caerse por las escaleras. Herido, aturdido, asustado y pistola en mano decide ver a Alice para contárselo. Jerry es detenido y, debido a sus heridas, trasladado a un hospital en donde le esposan a la cama. Cuando Alice va a verle, Jerry le pide que cambie el parte médico de su cama por el del compañero de habitación, pues está convencido que quieren matarle. Pero Alice no parece creerle. A la mañana siguiente, el compañero de habitación de Jerry aparece muerto en su cama, por lo que este, a pesar de estar esposado a la cama, consigue separar unas barras y huir. Mientras tanto, al hospital ha llegado un grupo de agentes secretos del gobierno, que se hacen pasar por psiquiatras, comandados por un tal Dr. Jonás (Patrick Stewart), que lleva cubierta su nariz con esparadrapo. El Dr. Jonás intentará ganarse la confianza de Alice para atrapar a Jerry. Tras lo sucedido y ante la insistencia de Jerry de que su vida peligra, Alice acepta visitar su casa para intentar comprender qué está pasando. Entre las cosas que le cuenta Jerry, Alice se entera de que suele publicar un boletín en el que hace publicas sus obsesiones conspiratorias, que tiene cinco abonados. Decidida a descubrir la verdad, Alice comienza a investigar por su cuenta. Así, descubre que de los cinco abonados cuatro ha muerto, y que el quinto es el Dr. Jonás al que Alice visita para aclarar las cosas. Éste le dice que Jerry es fruto de un experimento del gobierno en el que, mediante lavados de cerebro, preparaban y adiestraban a determinados hombres para que ejercieran de asesinos. También le dice que Jerry es muy peligroso, que fue quien asesinó a su padre hace meses y la pide que le ayude a localizarle para evitar que haga más daño. Convencida por los argumentos de Jonás, Alice decide colaborar en la detención de Jerry.

    Comentario

    Richard Donner (La profecía, Superman, Los Goonies, Arma letal, Maverick, Timeline...) vuelve a contar con Mel Gibson como protagonista, es la cuarta vez que trabajan juntos, y esta vez su pareja es Julia Roberts. Dos de los actores mejores pagados del momento a los que, tras verlos en Conspiración, hay que reconocerles que el magnetismo y la química que generan funcionan. Aunque, los productores no lo tenían tan claro ya que pidieron que se filmaran dos finales distintos, dejando como final el que resultó ganador en las pruebas de audiencia. Entre los restantes intérpretes hay que destacar a Patrick Stewart.