COMPAÑERO DE MI VIDA

    Titulo original: Tender comrade
    Año: 1943
    País: EE.UU.
    Duración: 102 min.
    Dirección: Edward Dmytryk
    Guión: Dalton Trumbo.
    Música: Leigh Harline.

    Intérpretes

    Ginger Rogers, Robert Ryan, Ruth Hussey, Patricia Collinge, Mady Christians, Kim Hunter, Jane Darwell, Richard Martin, Robert Anderson, Patti Brill, Donald Davis, Edward Fielding, Mary Forbes, Richard Gaines, Euline Martin y Claire Whitney.

    Sinopsis

    A poco de contraer matrimonio Joan Jones (Ginger Rogers) tiene que despedirse de su marido Chris Jones (Robert Ryan), que es llamado por el ejército. El mundo sufre la Segunda Guerra Mundial y Chris lucha en el frente. Durante los permisos, Jo y Chris hacen planes para el futuro, se pelean, se aman, en fin, hacen todo lo que suelen hacer las demás parejas. Jo y otras tres mujeres, Barbara (Ruth Hussley), Helen (Patricia Collinge) y Doris (Kim Hunter), cuyos esposos también están en el frente, deciden formar un fondo común con sus ingresos y vivir juntas. Alquilan una casa y toman a su servicio una ama de llaves. Las cosas van bastante bien hasta que cierto día Barbara cita a un admirador suyo… A punto de recibirle, las demás le reprochan su actitud. La discusión es interrumpida por un telegrama que anuncia la muerte del esposo de Barbara. Esta tragedia une más al grupo, especialmente cuando saben que Jo va a ser madre. El niño al nacer recibe el nombre de su padre y todas se encargan de cuidarle. Cuando Mike (Richard Martin), el marido de Doris, llega de permiso, cada una prepara un plato especial al confuso soldado, que lo único que desea es estar a solas con su mujer. En plena fiesta, Jo es informada de que Chris ha desaparecido en el frente, pero sabe ocultar su dolor para que sus amigos puedan seguir disfrutando felices de la reunión.

    Comentario

    Un eficaz melodrama de guerra, que se apoya en tres pilares fundamentales: la dirección de Edward Dmytryk en su mejor momento profesional, un guión de Dalton Trumbo (guionista que posteriormente sería perseguido por el Comité de Actividades Antiamericanas y al que se le prohibiría firmar sus obras) y una gran interpretación de Ginger Rogers, en la que demuestra que, además de cómica, la actriz poseía unas excelentes cualidades para el drama. El resto del reparto es igualmente sobresaliente así como la fotografía, un esmerado trabajo del gran Russell Metty.