COLINAS ARDIENTES (1956)

    22
    Titulo original: The Burning Hills
    Año: 1956
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: Stuart Heisler
    Guión: Irving Wallace, basado en una novela de Louis L´Amour.
    Música: David Buttolph

    Intérpretes

    Tab Hunter, Natalie Wood, Skip Homeier, Eduard Franz, Earl Holliman, Claude Akins, Ray Teal, Frank Puglia, Hal Baylor, Tyler MacDuff, Rayford Barnes, Tony Terry, Wayne Burson, Amapola Del Vando, John Doucette, Ron Hargrave, Bob Herron, David McMahon, Tina Menard, Allen Pinson, Julian Rivero, Dale Van Sickel, Jack Williams y Ernesto Zambrano.

    Sinopsis

    Trace Jordan (Tab Hunter) es un joven vaquero que se enrola como cuidador de ganado en las huestes de Joe Sutton (Ray Teal), un rico ganadero. Pero al poco tiempo Jordan debe huir de su patrón porque este ha matado a su hermano y el joven sabe la verdad. La huida de Jordan, que va solo, es cada vez más angustiosa, puesto que es seguido constantemente por los hombres de Joe Sutton, a la vez que planea vengar a su hermano.. Su objetivo es Sutton, el hombre que le mató. En su fuga Jordan se encontrará con Maria-Christina Colton (Natalie Wood), una bella mestiza mexicana, de la que se enamora y que lo acompañará y le brinda una eficaz ayuda con la que logra desbaratar los planes del criminal.

    Comentario

    Stuart Heisler fue un director capaz de moverse en todos los géneros, desde el drama (“Una mujer destruida”) al cine bélico (“Misión temeraria”), pasando por la comedia musical (“Cielo azul”). En “Colinas ardientes” se atrevió con el western, en el que fue ya el tramo final de su prolífica carrera. Para la ocasión contó como protagonistas con Tab Hunter y Natalie Wood, dos de las jóvenes promesas del Hollywood del momento, que ese mismo año volverían a coincidir en la comedia “El hijo de mamá”.