CINCO TUMBAS AL CAIRO

    Titulo original: Five Graves to Cairo
    Año: 1943
    País: EE.UU.
    Duración: 96 min.
    Dirección: Billy Wilder
    Guión: Charles Brackett y Billy Wilder, basado en la obra Hotel Imperial, de Lajos Biró.
    Música: Miklos Rózsa.

    Intérpretes

    Franchot Tone, Anne Baxter, Akim Tamiroff, Fortunio Bonanova, Peter Van Eyck, Erich von Stroheim, Philp Ahlm, Kenneth Anspach, Roger Creed, Leslie Denison, John Erickson, Bud Geary, Frederick Giermann, Clyde Jackman, Ian Keith, Miles Mander y Hans Moebus.

    Sinopsis

    Junio de 1942. El ejército británico se retira del Norte de Africa ante el victorioso avance de Rommel, dejando un solo superviviente detrás de sus líneas, en el desierto entre Libia y Egipto. John Bramle (Franchot Tone), único superviviente del equipo de un tanque capturado por los alemanes, busca refugio en un remoto hotel perdido en pleno desierto, dirigido por Farid (Akim Tamiroff) y Mouche (Anne Baxter). Bramle se ve obligado a camuflarse como camarero cuando el hotel es ocupado por las tropas nazis, pero decide arriesgar su vida para desbaratar los planes de guerra alemanes cuando descubre que uno de los ocupantes es el mismísimo Mariscal Rommel (Eric von Stroheim), cuyo código secreto recibe el nombre de Cinco tumbas. Bramle buscará como apoderarse del código y pasarlo a los aliados, contando con la ayuda de Mouche, cuyo patriotismo le costará la vida.

    Comentario

    Única incursión de Billy Wilder, rey e la comedia ácida y satírica en el cine bélico, en donde mucho más que las explosiones, disparos y muertes le interesa la guerra psicológica, que sitúa en un hotel perdido en el desierto del Norte de Africa, convertido en microcosmos del conflicto mundial. Ingleses, franceses y alemanes se enfrentan en una atmósfera de serie negra donde Eric von Stroheim, uno de los grandes directores del cine mudo, con un buen número de peculiares intervenciones como actor, casi siempre en personajes despiadados (Wilder volvería a trabajar con él en El crepúsculo de los dioses), domina sin esfuerzo la situación con su sola presencia.