CINCO DÍAS, UN VERANO (1982)

    Titulo original: Five Days one Summer
    Año: 1982
    País: EE UU
    Duración: 96 min.
    Dirección: Fred Zinnemann
    Guión: Michael Austin, basado en el cuento Maiden, Maiden, de Kay Boyle.
    Música:

    Elmer Bernstein.


    Intérpretes

    Sean Connery, Betsy Brantley, Lambert Wilson, Jennifer Hilary, Isabel Dean, Gérard Buhr, Anna Massey, Shelia Reid, Georges Claisse, Kathy Marothy, Terry Kingley, Emilei Lihou, Alfred Schmidhauser, Jerry Brouwer, Marc Duret, François Caron, Benoît Ferreux, Alexander John, Michael Burrell, Frank Duncan, Robert Dietl y Günter Clemens.

    Sinopsis

    En 1932, un médico escocés de mediana edad, el doctor Douglas (Sean Connery), viaja a Los Alpes suizos para pasar las vacaciones en compañía de una bella joven llamada Kate (Betsy Brantley) a la que presenta como su esposa. El doctor pretende iniciar a la joven en el deporte de la escalada. A su llegada al hotel, su felicidad se ve atemperada por una complicidad un tanto melancólica. Su relación viene de atrás, de los años en los que Kate era sólo una niña que se enamora locamente de Douglas hasta lograr que abandone a otra mujer por ella. Kate es en realidad, además de su amante, su sobrina. Pero ahora, en su retiro de montaña, el romance se enturbia porque Kate siente una gran atracción por Johann (Lamberet Wilson), el apuesto guía que les acompaña en sus excursiones. Una atracción que es mutua.

    Comentario

    Fred Zinnermann, ("Solo ante el peligro", "De aquí a la eternidad", "Historia de una monja", "Un hombre para la eternidad", "Chacal"), produce y dirige su último trabajo antes de su muerte en 1997. El director austriaco (Oscar por "De aquí a la eternidad" y "Un hombre para la eternidad"), afincado en Estados Unidos como su compatriotas Otto Preminger y Billy Wilder, adaptó en "Cinco días, un verano", un cuento corto de Kay Boyle que narra la historia del romance entre un maduro médico escocés y una joven, durante unas vacaciones en Suiza a comienzos de los años 30, pero todo se ve enturbiado cuando contratan a un guía de montaña. La película cuenta con preciosista fotografía del gran operador italiano Giuseppe Rotunno como gran atractivo, remarcando en todo momento la belleza y espectacularidad del entorno geográfico.