CEREZOS EN FLOR

    23
    Titulo original: Kirschblüten / Hanami
    Año: 2008
    País: Alemania - Francia
    Duración: 127 min.
    Dirección: Doris Dörrie
    Guión: Doris Dörrie
    Música: Claus Bantzer

    Intérpretes

    Elmar Wepper, Hannelore Elsner, Aya Irizuki, Maximilian Brückner, Nadja Uhl, Birgit Minichmayr, Felix Eitner, Floriane Daniel, Celine Tanneberger, Robert Döhlert, Tadashi Endo, Sarah Camp, Gerhard Wittmann y Veith von Fürstenberg.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Berlín. Nominada a los Premios Europeos del Cine al Mejor Actor (Elmar Wepper) Seleccionada para la competición de la Semana Internacional de cine de Valladolid (Seminci)

    Sinopsis

    Sólo Trudi (Hannelore Elsner) sabe que Rudi (Elmar Wepper), su marido, sufre una enfermedad terminal. En sus manos está decírselo o no. El médico sugiere que hagan algo juntos, algo que deseaban hacer hace mucho tiempo… Trudi decide no contarle a su marido la gravedad de su enfermedad y seguir los consejos del médico. Convence a Rudi para que vayan a visitar a sus hijos y nietos a Berlín… Pero cuando llegan allí, se dan cuenta de que sus hijos están volcados en sus propias vidas y no tienen tiempo para ellos. Tras ir al teatro a ver un espectáculo de danza Butoh, Trudi y Rudi deciden marcharse y pasar unos días en un hotel en la costa del mar Báltico. Pero, de repente, Trudi muere, dejando a Rudi totalmente perdido. No sabe qué hacer con su vida. Rudi está desesperado y no sabe lo que hacer. A través de una amiga de su hija se entera de que el amor que sentía Trudi por él le había apartado de la vida que ella hubiese querido llevar. Empieza a verla con una mirada nueva y promete compensarla por haber desperdiciado su vida. Entonces decide viajar hasta Japón para visitar a su hijo menor, Karl. Así que se embarca en un último viaje que le llevará a Tokio, que celebra el festival de los cerezos en flor, un canto a la belleza, la transitoriedad y a los nuevos comienzos.

    Comentario

    La directora alemana Doris Dorrie (“Hombres, hombres”, “¿Cómo cocinar tu vida?”, firma, entre su país y Japón, un drama sobre la convivencia, la contemplación y el profundo sentido de la vida. La película muestra el viaje de una pareja mayor en busca de sus hijos y nietos, con el marido enfermo de muerte, aunque quién fallece es la mujer. El título del filme en japonés, “Hanami” significa "mirar las flores - la floración" y se refiere a la floración del cerezo japonés, una variedad del cerezo. En Japón es habitual celebrar el Hanami en los parques en cuanto los cerezos están totalmente florecidos. Durante unos diez días, mientras el cerezo florece, los amigos, los compañeros de trabajo y las familias se reúnen debajo de los árboles y celebran picnics bajo un mar de pétalos de flores blancos y rosas. Doris Dorrie ha entegrado esta ceremonia como núcleo de la película cuando el marido viudo y desorientado, decide viajar a Japón.