CASABLANCA (1942)

    Titulo original: Casablanca
    Año: 1942
    Fecha de estreno en España: 19-12-1946
    País: EE.UU.
    Duración: 102 min.
    Dirección: Michael Curtiz
    Guión: Julius J. Epstein, Philip G. Epstein, Howard Koch, según un argumento inspirado en la obra de Murray Burnett y Joan Alison "Everybody Comes to Rick's".
    Música:

    Max Steiner.
    Temas musicales: «As Time Goes By», interpretado por Dooley Wilson; «La Marseillaise»; «It Had to Be You», interpretado por Dooley Wilson; «Crazy Rhythm; Shine», interpretado por Dooley Wilson; «Knock On Wood», interpretado por Dooley Wilson; «The Very Thought of You»; «Baby Face», interpretado por Dooley Wilson; «Piano Improvisation»; «Tango Delle Rose», interpretado por Corinna Mura; «Avalon»; «Perfidia»; «If I Could Be With You»; «You Must Have Been a Beautiful Baby»; «Die Wacht Am Rhein»; «Das Lied der Deutschen»; y «Dat’s What Noah Done», interpretado por Dooley Wilson.


    Intérpretes

    Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid, Claude Rains, Conrad Veidt, Sydney Greenstreet, Peter Lorre, S.Z. Sakall, Madeleine LeBeau, Dooley Wilson, Joy Page, John Qualen, Leonid Kinskey, Curt Bois, Louis V. Arco, Frank Arnold, Leon Belasco, Nino Bellini, Trude Berliner, Oliver Blake, Monte Blue, Dick Botiller, Maurice Brierre, Anita Camargo, George M. Carleton, Melie Chang y Gino Corrado.

    Premios

    Premios Oscar:Oscar a la Mejor Película, al Mejor Director y al Mejor Guion. Nominada al Oscar al Mejor Actor Protagonista (Humphrey Bogart), al Mejor Actor secundario (Claude Raims), a la Mejor Fotografía en blanco y negro, al Mejor Montaje y a la Mejor Música.


    Sinopsis

    Durante la Segunda Guerra Mundial, Casablanca, en el Marruecos francés, se ha convertido en punto de encuentro para muchos refugiados que sueñan con ir a Estados Unidos vía Lisboa. La llegada del mayor Strasser (Conrad Veidt), un oficial nazi coincide con el asesinato de dos correos alemanes portadores de sendos salvoconductos. El capitán de la policía francesa Louis Renault (Claude Rains) se compromete a atrapar al culpable y lo hace en el café de un americano llamado Rick (Humphrey Bogart), un tipo duro, cínico y aventurero, con un amplio pasado a sus espaldas, lugar habitual donde se concentran estos refugiados. La tarea de proporcionar pasaportes a los fugitivos supone un gran riesgo porque, aunque las autoridades son francesas, actúan a las órdenes de las fuerzas alemanas de ocupación. Renault detiene en el café de Rick a Ugarte (Peter Lorre), el asesino de los correos alemanes. Pero poco antes, Rick le había escondido los salvoconductos en el piano del local, a cargo de su empleado y amigo Sam (Dooley Wilson). Los salvoconductos estaban destinados a un líder de la resistencia, Victor Laszlo (Paul Henreid). Éste llega acompañado de su esposa, Ilsa (Ingrid Bergman), que tiempo atrás vivió un intenso romance con Rick en París, cuando ella creía que Victor había muerto. El encuentro provoca sentimientos dolorosos en ambos. Acosados por Strasser, Victor e Ilsa pretenden conseguir los salvoconductos para salir de Casablanca. Sospechando que los tiene Rick, Victor intenta negociar con él en vano. Una noche lo intenta Ilsa, pero termina confesando que aún está enamorada de él y le pide que no vuelvan a separarse. Haciendo creer al capitán Renault que va a tender una trampa a Victor, Rick consigue llevar a Victor e Ilsa hasta el aeropuerto. Allí les da los salvoconductos y convence a Ilsa, que pensaba que iba a volar con Rick, para que huya con su marido hasta Lisboa. Cuando el avión va a despegar, aparece Strasser para impedirlo, pero Rick le mata de un disparo ante Renault, que cínicamente lo encubre, ordenando que se detenga a los sospechosos habituales, naciendo así entre ambos hombres una gran amistad.

    Comentario

    Una de las películas más famosas de todos los tiempos, llena de diálogos inolvidables, que combina el melodrama con un humor muy cínico. Consagración absoluta de Humphrey Bogart e Ingrid Bregman, su guión se fue escribiendo conforme se rodaba el filme, sin que su desenlace estuviese claro hasta el último momento. Aunque no ha tenido secuelas ni remakes en cine (en televisión si ha existido alguno), es una película que ha influenciado toda la historia del cine posterior, creado un tipo de personajes cínicos y descreídos pero de gran corazón, que han tenido mucha fortuna en otras películas posteriores.