CARRASCA (2018)

    26

    Un retrato de una mujer, madre y abuela y de una artista resucitada en su mundo de hombres. Y en esa búsqueda, Teresa Ramón, la protagonista, quien se estaba recuperando de una grave enfermedad, me dio 10 meses de su vida sin cámara en los que se construyó una amistad que me ha reconectado con la pintura y con la lucha creadora como nunca antes. Sin un personaje tan fuerte no me habría planteado coger la cámara y hacer un paréntesis entre mis proyectos de largometraje de ficción.