CARAVANA DE PAZ (1950)

    Titulo original: Wagon master
    Año: 1950
    País: EE.UU.
    Duración: 86 min.
    Dirección: John Ford
    Guión: Patrick Ford y Frank S. Nugent.
    Música:

    Richard Hageman.
    Temas musicales: “Wagons West”, interpretado The Sons of the Pioneers; “Song of the Wagon Master”, interpretado por Ben Johnson y Harry Carey Jr. con The Sons of the Pioneers; “Shadows in the dust”, interpretado por The Pioneers; y “Chuckawalla swing”, interpretado por The Sons of the Pioneers y Russell Simpson.


    Intérpretes

    Ben Johnson, Joanne Dru, Ward Bond, Harry Carey Jr., Jane Derwell, Russell Simpson, Charles Kemper, Alan Mowbray, Ruth Clifford, Russell Simpson, Kathleen O'Malley, James Arness, Francis Ford, Fred Libby, Jim Thorpe, Mickey Simpson, Cliff Lyons, Hank Worden, Don Summers, Movita Castaneda, Chuck Hayward, Danny Borzage y Frank McGrath.

    Sinopsis

    En el año 1849, Travis Blue (Ben Johnson) y Sandy (Harry Carey Jr.), dos jóvenes tratantes de caballos, aceptan la oferta de guiar a una caravana de grupo de mormones errantes que pretenden instalarse en el Oeste para cultivar tierras fértiles, y fundar una colonia. Su objetivo es el valle del río San Juan, en el estado de Uthat. La caravana emprende un dificultoso viaje por parajes desérticos. Pronto se les unirá un trío de artistas ambulantes, compuesto por una pareja mayor y la joven Denver (Joanne Dru), de quien Travis no tarda en enamorarse. Pero su encuentro con los Clegg, una banda de forajidos a quienes persigue la justicia, liderados por los hermanos Floyd (James Arness), Reese (Fred Libby), Jesse (Mickey Simpson) y Luke (Hank Worden), agravará la situación mientras que también los indios amenazan con atacar. Sandy se enamorará de una joven piel roja, mientras luchan contra la adversidad y la dureza del viaje

    Comentario

    El maestro Ford dirige y produce este espléndido western cuyo guión, además, está basado en un argumento suyo inspirado en un hecho real: Dos jóvenes cowboys aceptan guiar una caravana de mormones en busca de las tierras fértiles del Oeste. Es uno de sus grandes filmes en este género, un homenaje al valor, la tenacidad, la lealtad y la fe, virtudes ensalzadas por John Ford a lo largo de toda su carrera. Himno a la solidaridad de un pequeño grupo frente a la adversidad, este western, sin grandes estrellas, es a la vez dramático y poético.