CARANDIRÚ

    8
    Titulo original: Carandiru
    Año: 2003
    País: Brasil
    Duración: 148 min.
    Dirección: Hector Babenco
    Guión: Héctor Babenco, Fernando Bonassi y Victor Navas, basado en el libro Estação Carandiru, de Dráuzio Varella.
    Música: André Abujamra.

    Intérpretes

    Luiz Carlos Vasconcelos, Ivan de Almeida, Milton Gonçalves, Ailton Graça, Maria Luisa Mendonça, Aida Leiner, Rodrigo Santoro, Rita Cadillac, Gero Camilo, Lázaro Ramos, Caio Blat, Wagner Moura, Júlia Ianina, Sabrina Greve, Floriano Peixoto, Ricardo Blat, Vanessa Gerbelli, Leona Cavalli, Milhem Cortaz, Dionísio Neto, Antônio Grassi, Enrique Díaz, Robson Nunes, André Ceccato, Bukassa Kabengele y Sabotage.

    Sinopsis

    En una celda de la Casa de Detenciones de Sao Paulo, mejor conocida por la mega prisión de Carandiru, dos presos llamados Lula (Dionísio Neto) y Dadá (Robson Nunes), tienen una cuenta que saldar. La atmósfera es tensa. Otro preso, Black Nígger (Ivan de Almeida), juez autoproclamado por mediar en disputas entre prisioneros, resuelve el caso a tiempo de dar la bienvenida al nuevo Doctor (Luiz Carlos Vasconcelos), encargado de comenzar un programa de prevención del SIDA en la penitenciaría. El Doctor se enfrenta con los muchos serios problemas que tiene la cárcel más grande de Latinoamérica: celdas superpobladas, instalaciones decadentes, enfermedades como la TB, leptospirosis, cachexia, y los comienzos de una epidemia de SIDA. Los presos no tienen acceso ni a cuidados médicos ni a asistencia legal. Carandiru, que alberga más de siete mil prisioneros, es un gran desafío para el recién llegado. Pero tras trabajar allí durante unos meses descubre algo que le transformará: los reclusos, incluso en esta detestable situación, no son figuras demoníacas. En el contacto diario con los prisioneros en su improvisada oficina, el Doctor es testigo de la solidaridad, organización y, sobre todo, las inmensas ganas de vivir. A pesar de ser un famoso oncólogo acostumbrado a trabajar con la tecnología más avanzada, el Doctor se ve obligado a practicar medicina rudimentaria con sólo un estetoscopio, su instinto y un buen oído. Su trabajo comienza a dar frutos y el Doctor gradualmente se gana el respeto de los presos. Con el respeto vienen los secretos. Sus consultas comienzan a tratar de temas más allá de la enfermedad cuando los reclusos empiezan a contarle la historia de su vida. Sus reuniones con los pacientes en la consulta se convierten en ventanas al mundo del crimen. Mediante una serie de flashbacks, surgen las historias personales de los reclusos: La amistad de Zico (Wagner Moura) y Deusdete (Caio Blat), inseparables desde la niñez y la adolescencia, tiene un trágico final en la cárcel; Highness (Ailton Graça), el carismátic

    Comentario

    El veterano director brasileño Hector Babenco, que en Hollywood ha firmado largometrajes como El rey de la noche, El beso de la mujer araña, Tallo de hierro, Jugando en los campos del señor y Corazón iluminado, firma aquí uno de sus títulos más emblemáticos de regreso en su país natal. Es un filme sin concesiones, que une violencia y denuncia, que pone en imágenes la masacre ocurrida el 2 de octubre de 1992 durante una revuelta en la prisión de Carandiru. El guión, escrito en colaboración con Fernando Bonassi y Victor Navas, se basa en el libro Estação Carandiru, de Dráuzio Varella, un gran éxito de ventas en Brasil, inspirado en aquellos días. Con un extenso reparto con casi 30 intérpretes principales, está protagonizada por algunos de los actores más respetados de Brasil, como Milton Goncalves (El beso de la mujer araña, Orfeo, Orquídea salvaje), Ivan de Almeida, Rodrigo Santoro (Los ángeles de Charlie: al límite, Love Actually), Maria Luisa Mendonca (Corazón iluminado), Luiz Carlos Vasconcelos y Caito Blat. Los actores comparten pantalla con cantantes y transformistas reales en esta dura historia carcelaria.