CAPTURING THE FRIEDMAN

    Titulo original: Capturing the Friedmans
    Año: 2003
    País: EE.UU.
    Duración: 111 min.
    Dirección: Andrew Jarecki
    Guión: Andrew Jarecki.
    Música: Andrea Morricone. Temas musicales: Act Naturally, interpretado por Buck Owens; Jazzbo Mambo, interpretado por Arnito Rey; You're the One, interpretado por Arnito Rey; I'm Gone, interpretado por The Ben Taylor Band; Cheek to Cheek, interpretado pore Arnold Friedman al piano; y Let Me Entertain You, interpretado por David Friedman.

    Intérpretes

    Arnold Friedman, Elaine Friedman, David Friedman, Seth Friedman, Jesse Friedman, Howard Friedman, John McDermott, Frances Galasso, Joseph Onorato y Abbey Boklan.

    Sinopsis

    La familia Friedman vio cómo su vida feliz y acomodada se hundía en la tragedia cuando en 1987 el padre y el hijo menor fueron encarcelados acusados de pederastia. Aunque los medios de comunicación americanos se volcaron en el caso, nada como los videos caseros de los propios Friedman capturan la realidad del auténtico drama: la doble moral de la sociedad y el cuestionable sistema legal existente. Los Friedmans parecen al principio ser una familia típica. Arnold Friedman es un profesor que incluso ha recibido premios, su esposa Elaine, una apacible ama de casa. Juntos, crían a sus tres muchachos en la ciudad afluente de Long Island llamada Great Neck. El día de acción de gracias, la familia está preparando la tranquila cena familiar. En ese instante, un policía llama a la puerta delantera y los oficiales acometen en la casa registrando cada esquina, agarrando las cajas con las posesiones de la familia. Arrestan y procesan posteriormente a Arnold junto con su hijo mayor Jesse. Ambos por los centenares de crímenes impactantes. La película sigue su historia – desde la perspectiva del público y, lo más notable posiblemente, a través de la desintegración de la familia en el interior de esa casa gracias a la aportación de la grabaciones privadas de los Friedmans.

    Comentario

    Un documental que explora la tragedia de una familia acomodada de Long Island que ve sorprendida su rutina diaria por la acusación, al padre el hijo menor, de pederastia. La base de este minucioso documental que consiguió una gran repercusión internacional además del Gran Premio del Jurado del Festival de Sundance son los videos que los propios miembros de la familia grababan sobre todo lo que hacían, que en palabras de Jesse Friedman, el hijo que cumplió trece años de prisión, resulta ser el verdadero juicio que nunca tuvo.