CAPITÁN FRACASSA

    Titulo original: Capitan Fracassa
    Año: 1961
    País: Francia – Italia
    Duración: 98 min.
    Dirección: Pierre Gaspard-Huit
    Guión: Pierre Gaspard-Huit, con diálogos de Albert Vidalie, basado en la novela homónima de Théophile Gautier.
    Música: Georges Van Parys.

    Intérpretes

    Jean Marais, Geneviéve Grad, Gérard Barray, Riccardo Garrone, Anna-Maria Ferrero, Danielle Godet, Sophie Grimaldi, Guy Delorme, Sacha Pitoëff, Philippe Noiret, Louis de Funès, Jean Rochefort, Bernard Dhéran, Alain Saury, Maurice Teynac, Jacques Toja, Raoul Billerey, Robert Pizani, Jean Yonnel, Joëlle LaTour, Renée Passeur, Jean Balthasar y Robert Berri.

    Sinopsis

    Francia en el siglo XVII, bojo el reinado de Luis XIII: El barón De Sigognac (Jean Marais), un joven noble arruinado que se aburre en su ruinoso castillo, se une a una compañía de teatro ambulante que pasa por el lugar, que van hacia París donde él espera poder pedir una ayuda al rey. Para camuflar su condición de noble en las representaciones se hace pasar como el capitán Rompe, un matamoros ridículo destinado a ser corregido en el último acto. Allí conoce a Isabella (Genevieve Grad), una bella e ingenua actriz de la que se enamora, aunque ella apenas le hace caso. Esto provoca que desencadene el odio del Duque de Vallombreuse (Gérard Barray), siempre listo para cualquier argucia para conquistar a la chica. Cuando Isabella es raptada hará todo lo posible por recuperarla y se batirá en duelo con el duque de Vallhombreuse. El Barón necesitará todo su coraje y toda su ciencia de las armas para salvar a su guapa y poder reconstruir su fortuna.

    Comentario

    Seis veces se ha llevado al cine la famosa obra de Théophile Gautier El capitán Fracassa. Esta versión fue hecha al servicio de Jean Marais y cuenta, en papeles secundarios, con las presencias de Philippe Noiret, Jean Rochefort o Louis de Funes. Posee además una brillante fotografía en scope, de colores vivos e intensos. De todas las adaptaciones es la más espectacular de todas y su director Pierre Gaspart-Huit sacrifica el drama de los personajes a favor de un estupendo sentido de la aventura.