CANÍBAL (2013)

    Titulo original: Caníbal
    Año: 2013
    País: España – Francia – Rumanía – Rusia
    Duración: 116 min.
    Dirección: Manuel Martín Cuenca
    Guión: Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca, basado en un cuento de Humberto Arenal

    Intérpretes

    Antonio de la Torre, Olimpia Melinte, Delphine Tempels, María Alfonsa Rosso, Joaquín Núñez y Gregory Brossard.

    Premios

    Premio a la Mejor Fotografía en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Nominada al Goya a la Mejor Película, a la Mejor Dirección, al Mejor Guión Adaptado, a la Mejor Interpretación Masculina Protagonista (Antonio de la Torre), a la Mejor Actriz Revelación (Olimpia Melinte), a la Mejor Dirección de Fotografía y a la Mejor Dirección Artística

    Sinopsis

    Carlos (Antonio de la Torre) es un prestigioso sastre granadino que lo mismo corta primorosamente el paño con el que confeccionar trajes a medida, que mata y disecciona el cuerpo de sus víctimas en una aislada cabaña de Sierra Nevada, para, debidamente almacenado en pequeñas porciones en el frigorífico, consumirlo en sucesivas comidas con una devoción casi religiosa. No tiene remordimientos ni culpa. No tiene relación con nadie al margen de su trabajo, salvo a una anciana (Alfonsa Rosso) que sabe demasiado de él. Un día se instala en su edificio una emigrante rumana (Olimpia Melinte) a la que acabará asesinando. Poco después aparece Nina (Olimpia Melinte), la hermana gemela de la víctima, que la busca desesperadamente. Carlos iniciará una extraña relación con Nina, de la que se enamora.

    Comentario

    La tragedia de un hombre que se come a las mujeres a las que ama. Tiene dos grandes protagonistas, Antonio de la Torre y la ciudad de Granada en la que sucede la acción. La tercera protagonista es la rumana Olimpia Melinte que interpreta a dos personajes. La película es un ‘thriller’ psicológico que habla de amor, del perdón, del sacrificio, de la muerte, de la sangre, del amor al prójimo y de la redención. El filme adapta un relato del cubano Humberto Arenal que el director traslada de La Habana a Granada. “Caníbal” es una película de muy pocos diálogos, que deja muchas incógnitas abiertas para que el espectador las interprete como quiera. El motivo por el que Carlos actúa así no es menor: ¿Trauma infantil?, ¿hombre castrado que no puede tener otra relación con sus víctimas? Que cada uno lo interprete como quiera. La película posee una enorme fuerza visual, a la que no es ajena la ciudad de Granada y su casco histórico. El espectador que entre en este juego se lo va a pasar bien, pero no todo el mundo la va a entender. En cualquier caso es una película muy interesante que propone un cine diferente al que estamos acostumbrados a ver.