CAMINO DEL INFIERNO

    Titulo original: Outside Ozona
    Año: 1998
    País: USA
    Duración: 100 min.
    Dirección: J S Cardone
    Guión: J.S. Cardone.
    Música: Temas musicales: Closing Time, Still Waters, Déja Vu, Old Gray Car, Little Bitty Record with a Great Big Hole, Please No More, How You Going to Georgia, Cut Me Loose, Machete, No Chances, Tilt-a-Whirl, Winds of Texas, Old Gray Car, Willya Wont'tcha y Lonely Walls.

    Intérpretes

    Robert Forster, Penelope Ann Miller, Sherilyn Fenn, Kevin Pollak, David Paymer, Swoosie Kurtz, Taj Mahal, Meat Loaf , Lucy Webb, Lois Red Elk, Kateri Walker, F.J. Flynn, Beth Ann Styne, Kirk Baily, Jack Leal, Michael Holmes, Bert Emmett, Benjamin Lum, Convenience Store Clerk y Merideth Mills.

    Sinopsis

    Tres vehículos diferentes se dirigen por caminos distintos a un encuentro con el destino en medio de la noche a las afueras de la pequeña ciudad tejana de Ozona. Cada uno de ellos huye de sus respectivos pasados dirigiéndose a un futuro incierto. En un coche viajan Wit Roy (Kevin Pollak), un agresivo payaso con su novia (Penelope Ann Miller), que abandonan la escena de su último trabajo donde él ha dado muestras de su carácter violento. Por otra carretera viaja un camionero viudo, tímido y solitario, Odell Parks (Robert Foster) que ayuda a una mujer navajo y a su abuela a dirigirse al Golfo de México, donde la anciana quiere morir. Por la autopista, mientras tanto, conducen una bella mujer (Sherilynn Fenn) y su hermana, que no dejan de discutir sobre toda clase de temas cuando recogen a un autoestopista (David Paymer) sin saber que el FBI busca en la misma zona a peligroso asesino. Todos ellos se dirigen hacia un destino común llevando como nexo de unión la emisora que todos van escuchando en sus coches que regentan los músicos Taj Mahal y Meat Loaf.

    Comentario

    Suspense y acción trepidante en el que constituye el séptimo largometraje del guionista y director J. S. Cardone, un director que viene del cine independiente y que aquí trabaja ya para un gran estudio. La película, además de constituir un retrato de una serie de personajes movidos por el destino, es también un viaje a lo más profundo de América, donde todo es posible. Cardone pone especial énfasis en una banda sonora que firman Taj Mahal y Meat Loaf cuya música escuchan permanentemente todos los personajes a través de la emisora local que van sintonizando en sus automóviles.