CAMINO DE LA VENGANZA (1968)

    3
    Titulo original: The Scalphunters
    Año: 1968
    País: EE.UU.
    Duración: 102 min.
    Dirección: Sydney Pollack
    Guión: William Norton
    Música:

    Elmer Bernstein.
    Temas musicales: “In Our Lovely Deseret”, interpretado por Shelley Winters


    Intérpretes

    Burt Lancaster, Shelley Winters, Telly Savalas, Ossie Davis, Dabney Coleman, Paul Picerni, Dan Vadis, Armando Silvestre, Nick Cravat, Tony Epper, Chuck Roberson, John Epper, Jack Williams, Gregorio Acosta, Pedro Aguilar, Marco Antonio Arzate, Alicia De Lago, Néstor Domínguez, Raúl Hernández, Alejandro, Jose G. Martinez, Rodolfo Toledo, Cuco Velazquez y José Trinidad Villa.

    Premios

    Globos de Oro: Nominada al Globo de Oro al Mejor Actor Secundario (Ossie Davis)


    Sinopsis

    Joe Bass (Burt Lancaster) es un experto trampero que, después de pasar el invierno en las Montañas Rocosas, regresa con su cargamento de pieles, los indios kiowas le arrebatan las pieles que ha conseguido tras un invierno de duro trabajo. Ante la situación y ante la superioridad numérica de sus asaltantes, Joe Bass no tiene más remedio que plegarse al trato que le proponen: A cambio de sus pieles le entregan a un esclavo negro fugado de una mansión del estado de Louisiana, Joseph Lee (Osie Davis) al que han capturado. Bass sigue a los indios con la intención de recuperar sus pieles, pero se le adelanta un grupo de blancos cazadores de cabelleras que diezman a los indios para cobrar los 25 dólares que el gobierno paga por cada cabellera india. Bass y Joseph Lee siguen a estos bandidos, pero el esclavo resbala y cae por una pendiente hasta el campamento de Jim Howie (Telly Savallas), el jefe de los bandidos, al que cuenta una mentira para salvarse. Howie piensa que podrá cobrar un buen precio por Joseph Lee en Galvestown, y lo incluye en su banda. Bass sigue impertérrito la persecución para recuperar sus pieles. Se suceden una serie de tiroteos hasta que, de nuevo, llegan los indios, que dejan a Joseph Lee con Joe y se vuelven a llevar las pieles, volviendo a empezar las persecuciones, ya que el trampero no se resigna a perder el fruto de su trabajo.

    Comentario

    Un simpático western con toques de comedia que ya muestra la debilidad de Sydney Pollack por la naturaleza y sus ideas progresistas: Una pandilla de indios le roban las pieles al trampero Bass, dejándole a cambio un joven de color que han capturado. Bass y su nuevo compañero persiguen a los indios, pero éstos son diezmados por un grupo de mercenarios a quienes se paga para que maten indios.