CALLEJÓN SIN SALIDA (1947)

    Titulo original: Dead Reckoning
    Año: 1947
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: John Cromwell
    Guión: Steve Fisher y Oliver H.P. Garrett, basado en una historia de Gerald Adams y Sidney Biddell, adaptada por Allen Rivkin.
    Música:

    Marlin Skiles. Tema musical: «Either it’s love or it isn’t», interpretado por Lizabeth Scott.


    Intérpretes

    Humphrey Bogart, Lizabeth Scott, Morris Carnovsky, Charles Cane, William Prince, Marvin Miller, Wallace Ford, James Bell, George Chandler, Matthew 'Stymie' Beard, John Bohn, Paul Bradley, Chester Clute, Joseph Crehan, Ruby Dandridge, Sayre Dearing, Harry Denny, Dudley Dickerson, Tom Dillon, George Eldredge, Matty Fain, Sam Finn y Bess Flowers.

    Sinopsis

    El capitán Rip Murdock (Humphrey Bogart) es un endurecido excombatiente de la Segunda Guerra Mundial dispuesto a tomarse la justicia por su mano al intentar limpiar el nombre de su amigo, el sargento Johnny Drake (William Prince), acusado de asesinar al marido de Coral Chandler (Lizabeth Scott), una cantante de un club. El propietario del club es un tal Martinelli (Morris Carnovsky), que tiene oculta la pistola que la cantante utilizó para cometer el asesinato. Rip sospecha que Coral es la asesina así que, ésta se las ingeniará para no ser descubierta.

    Comentario

    Brillante título del cine negro, en el que Humphrey Bogart y Lizabeth Scott supieron darle todos los ingredientes necesarios para que se la pueda considerar como uno de los mejores exponentes del clásico juego entre el tipo duro traicionado por la mujer fatal, circunstancia indispensable de este tipo de películas que se conservan inmunes al paso del tiempo, como sus actores y los estereotipos que representan.