CADENAS ROTAS

    Titulo original: Great Expectations
    Año: 1946
    País: Gran Bretaña
    Duración: 118 min.
    Dirección: David Lean
    Guión: Anthony Havelock-Allan, David Lean, Cecil McGivern, Ronald Neame y Kay Walsh, basado en la novela Grandes esperanzas, de Charles Dickens.
    Música: Walter Goehr.

    Intérpretes

    John Mills, Anthony Wager, Valerie Hobson, Jean Simmons, Bernard Miles, Francis L. Sullivan, Finlay Curie, Martita Hunt, Alec Guinness, Ivor Barnard, Freda Jackson, Eileen Erskine, George Hayes, Hay Petrie, John Forrest, Torin Thatcher, O.B. Clarence, John E. Burch, Richard George, Grace Denbigh Russell, Everley Gregg, Anne Holland, Frank Atkinson y Gordon Begg.

    Sinopsis

    Pig (Anthony Wager), es un huérfano que de niño se gana la amistad de una gran dama y de su hija adptiva Estella (Jean Simmons) y el agradecimiento de Joe Gargery (Bernard Miles), un fugado, condenado a galeras al que no denuncia, abraza el oficio de barrero al llegar a la adolescencia. Años después, Pig (John Mills), es adoptado por un misterioso personaje y se convierte en un caballero de grandes esperanzas, ya que ese hombre le nombra su heredero, exigiéndole que se instale en Londres y adquiera una refinada educación. Muy pronto Pig consigue relacionarse con la mejor sociedad londinense, incluso vuelve a encontrarse con Estella (Valerie Hobson).Pero la situación se agría al aparecer el benefactor de Pig, que no es ni más ni menos que Joe Gargery, el condenado al que conoció de niño durante unos minutos, convertido ahora en un multimillonario. Éste, para ver a su único amigo, ha vuelto a Inglaterra, aún sabiendo que ello puede costarle la vida. Pig, asustado y desconcertado, lo esconde y prepara su regreso a Australia, pero desgraciadamente, un antiguo enemigo preso lo reconoce y lo denuncia a la policía. El abogado Jaggers (Francis L. Sullivan),enlace entre Pig y su benefactor desde el principio, le informa de algunos detalles que le obligarán a realizar una serie de peripecias en un intento de poner un final feliz a la historia.

    Comentario

    Una de las películas intimistas de David Lean (Breve encuentro, Doctor Zhivago), un director británico que cultivó por igual el cine entrañable y de bajo presupuesto y el gran espectáculo colosalista. Aquí se recrea en mostrar como un provinciano llega a ser un distinguido caballero en Londres a causa de las acciones de un desconocido benefactor. El argumento no es otro que el de la excelente novela de Dickens, Grandes esperanzas, que Lean lleva a la gran pantalla contando con un reparto de lujo (Alec Guinness debutó en el cine con este filme), una factura cinematográfica impecable y una hermosa fotografía a cargo de Guy Green, ganadora de un Oscar.