CADA DÍA (2018)

    17
    Titulo original: Every Day
    Año: 2018
    País: EE.UU.
    Duración: 95 min.
    Dirección: Michael Sucsy
    Guión: Jesse Andrews, basado en una novela de David Levithan
    Música: Elliott Wheeler. Temas musicales: “Electric Love”, interpretado por Borns; “Shadows”, interpretado por Future Islands; “This is the Day”intérpretes The The; “Out of My System”, interpretado por Youngr; “Wake Me”, interpretado por Bleachers; “Saturdays”, interpretado por Twin Shadow; “Spirits”, interpretado por The Strumbellas; y “May I Have This Dance?”, interpretado por Meadowlark

    Intérpretes

    Angourie Rice, Justice Smith, Jeni Ross, Lucas Jade Zumann, Rory McDonald, Katie Douglas, Jacob Batalon, Ian Alexander, Sean Jones, Colin Ford, Jake Sim, Nicole Law, Karena Evans, Owen Teague, Hannah Alissa Richardson, Maria Bello, Michael Cram, Debby Ryan, Charles Vandervaart, Amanda Arcuri, Michael Lamport, Keana Bastidas, Martin Roach, Nneka Elliott, Jack Newman, Robinne Fanfair, Kevin Foy, Danielle Bourgon, Jake Robards, Jesse Adam Lowell, Deshay Padayachey, Rohan Mead, Tara Nicodemo, Michael Sercerchi y Taveeta Szymanowicz.

    Sinopsis

    Rhiannon (Angourie Rice) es una adolescente de 16 años cuya vida cambiará para siempre cuando se enamore de A, una misteriosa entidad sin forma física que, cada día, ocupa un cuerpo diferente. La atracción entre ambos es instantánea e irresistible, y les obliga a verse sin saber qué o quienes se encontrarán pasadas 24 horas. A medida que la intensidad de sus sentimientos aumente, las inusuales circunstancias que les rodean complicarán su relación cada vez más y les obligarán a tomar una decisión trascendental.

    Comentario

    Convertido en todo un fenómeno de ventas entre el público adolescente, el best seller “Every Day”, de David Levithan, se convierte en película de la mano de Michael Sucsy (“Todos los días de mi vida”). Una emocionante historia sobre el primer amor que va más allá de la simple atracción física en una etapa vital, la adolescencia, que combina romanticismo y fantasía, en la que se prueban diferentes identidades para descubrir el verdadero yo. El romance juvenil convive con elementos más trascendentales, poco habituales en este tipo de cine, en una historia sobre el difícil salto a la madurez protagonizada por una chica cuya alma gemela es un espíritu que, cada día, ocupa un cuerpo diferente. A través de esta premisa, el film se aproxima a aspectos modernos de la sexualidad mientras invita a mirar el interior de las personas y hacer reflexionar al espectador sobre quién es realmente cuando se elimina de la ecuación cualquier indicador externo de sexo, raza o apariencia física.