CABALLERO DEL DIABLO

    Titulo original: Tales from the Crypt Presents
    Año: 1995
    País: EE.UU.
    Duración: 88 min.
    Dirección: Gilbert Adler y Ernest R Dickerson
    Guión: Ethan Reiff, Cyrus Voris, Mark Bishop.
    Música: Ed Shearmur, Danny Elfman. Temas musicales: Hey man nice shot, interpretado por Filter

    Intérpretes

    John Kassir, Billy Zane, William Sadler, Jada Pinkett Smith, Brenda Bakke, CCH Pounder, Dick Miller, Thomas Haden Church, John Schuck, Gary Farmer, Charles Fleischer, Tim De Zarn, Sherrie Rose, Ryan O’Donohue, Tony Salome, Ken Baldwin, Chasey Lían, Reda Beebe, Te-See Bender, Traci Bingham, Ponti Butler, Verónica Culver, Tina Hollimon y Elaine del Valle.

    Sinopsis

    Cuenta la leyenda que existen siete llaves que fueron entregadas por Dios a los mortales. Si las llaves caen en manos del mal vendrá el fin de la humanidad. Actualmente seis de las siete llaves ya están en poder del mal. La última llave la tiene Brayker (Willian Sadler), pero se le acaba el tiempo y debe encontrar al sustituto en la misión de proteger la llave. Brayker custodia la legendaria llave desde los tiempos de Jesucristo y ha ido pasando de mano en mano, generación en generación

    Comentario

    Divertida mezcla de parodia y homenaje al cine y el tebeo de terror. Gilbert Adler (Las pesadillas de Freddy, El club de los vampiros) y Ernest R. Dickerson.(Juego de supervivencia, Fe ciega, Justicia salvaje...) codirigen esta primera versión cinematográfica de la fantástica serie de televisión Historias de la cripta, inspirada en los cómics de terror editados por William Gaines en su editorial EC a principio de los años 50. Introducidos por el Guardián de la cripta tanto los capítulos de televisión como el largometraje ofrecen pequeñas historias paralelas protagonizadas por este siniestro personaje. En Caballero del diablo, el protagonista es un guapo pero malvado demonio, sumamente fuerte, que planea una venganza sobre unas personas que se han refugiado en un albergue. Allí se encuentra un talismán imprescindible para que pueda seguir con sus correrías, pero los humanos no están dispuestos a que se lo lleve.