BYE BYE, LOVE (1995)

    Titulo original: Bye bye love
    Año: 1995
    País: EE.UU.
    Duración: 106 min.
    Dirección: Sam Weisman
    Guión: Gary David Goldberg y Brad Hall
    Música: J. A. C. Redford. Temas musicales: “Falling in Love Again”, interpretado por Linda Ronstadt; “Bye Bye, Love”, interpretado por The Everly Brothers; “So Sad (To Watch Good Love Go Bad)”, interpretado por The Everly Brothers; “Don`t Worry Baby”, interpretado por The Everly Brothers; “Stones in The Road”, interpretado por Mary Chapin Carpenter; “D-I-V-O-R-C-E”, interpretado por Megan Mullaly; “Rawhide”, interpretado por Frankie Laine; “This Little Girl of Mine”, interpretado por Dave Edmunds; “Our House”, interpretado por Crosby, Stills, Nash & Young; “Mr. Moon, Let It Be Me”, interpretado por Jackson Browne y Timothy B. Schmit; “Saying Goodbye”, interpretado por “The Muffs, You Can’t Hurry Love”, interpretado por Phil Collins; “That`s Amore”, interpretada por Dean Martin; “In Me I Trust”, interpretado pot Mindrot; “Jimmy Olsen`s Blues”, interpretado por Spin Doctors; “Peter Gunn, I Will”, interpretado por Ben Taylor; y “Bye Bye Love”, interpretado por The Proclaimers.

    Intérpretes

    Matthew Modine, Randy Quaid, Paul Reiser, Janeane Garofalo, Amy Brenneman, Eliza Dushku, Ed Flanders, Maria Pitillo, Lindsay Crouse, Ross Malinger, Johnny Whitworth, Wendell Pierce, Cameron Boyd, Mae Whitman, Jayne Brook, Dana Wheeler-Nicholson, Amber Benson, Rob Reiner, Pamela Dillman, Brad Hall, Danny Masterson, James Arone, Karlie M. Gavino Brown, Kirstie R. Gavino Brown, Marguerite Weisman, Max Ornstein, Dean Williams, Caroline Lagerfelt, Christopher Curry, Daniel Weisman, Stephanie Shroyer, Michael Bofshever, Christina Massari, Brian Frank, Shang Forbes, T.K. Meehan, Mina Kolb, Woody Woodhall, Michael Spound, Joe Basile, Dennis Bowen, Donald Bishop, Kate Williamson, Nicholas Davey, Justin Garms, Lauren Kopit, Jack Black, Keaton Simons, Juney Smith, Ellen Bry, Kim Giancaterino, Christina Laskay, Stephen Root y Ken Tipton.

    Sinopsis

    Dave (Matthew Modine), Vic (Randy Quaid) y Donny (Paul Reiser), tienen mucho en común. Amigos íntimos desde hace muchos años, a los tres les va a tocar ahora descubrir uno de los mayores misterios de la vida: lo que significa ser un padre solo a final del siglo XX. Dave tiene tres hijos, una bonita novia y una vida errante; Donny padece ciertos problemas de comunicación con su hija adolescente y Vic, que es padre de dos, sostiene un cínico punto de vida sobre las relaciones, lo cual explica que en el último año solo haya tenido tres citas y una de ellas haya sido con su primo. Y cada fin de semana, los tres deben someterse a uno de los más persistentes y demoledores rituales de la paternidad: hacerse cargo de la custodia de sus hijos.

    Comentario

    Sam Weisman, el director de “Vuelven los mejores” y “George de la jungla” elabora una divertida y calurosa comedia sobre los padres divorciados cuando se deben hacer cargo de sus hijos. El versatil trío formado por Matthew Modine, Randy Quaid y Paul Reiser son aquí padres con problemas cuando durante el fin de semana marcado por el juez, se deben hacer cargo de sus hijos. Asi vemos a unos personajes masculinos arquetípicos, que en otro tiempo compartieron conversaciones y emociones por el fútbol o el baloncesto alrededor de una cerveza, intercambiándose ahora recetas de cocina y soluciones a los problemas domésticos cotidianos.