BUENA VISTA SOCIAL CLUB (1999)

    Titulo original: Buena Vista Social Club
    Año: 1999
    País: EE.UU. – Alemania
    Duración: 105 min.
    Dirección: Wim Wenders
    Guión: Wim Wenders
    Música: Temas musicales: “Chan Chan”; “Silencio”; “Chattanooga Choochoo”; “Dos Gardenias”; “Veinte Años”; “+Tú Qué Has Hecho?”: “Black Bottom”; “Canto Siboney”; “El Carretero”; “Cienfuegos (Tiene su Guaguanco)”; “Begin the Beguine”; “Buena Vista Social Club”; “Mandinga (Bilongo)”; “Candela”; “Chanchullo”; “El Cuarto de Tula”; “Guateque Campesino”; “Nuestra Ultima Cítá”; y “Quizás, Quizás, Quizás”.

    Intérpretes

    Ry Cooder, Compay Segundo, Luis Barzaga, Joachim Cooder, Juan de Marcos González, Julio Alberto Fernández, Ibrahim Ferrer, Carlos González, Rubén González, Salvador Repilado Labrada, Pío Leyva, Manuel Puntillita Licea, Orlando Cachaíto López, Benito Suárez Magana, Manuel “Guajiro” Mirabal, Eliades Ochoa, Omara Portuondo, Julienne Oviedo Sánchez, Barbarito Torres, Alberto Virgilio Valdés, Amadito Valdés y Lázaro Villa.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Documental. Premio del Cine Europeo 1999 al Mejor Documental.
    Nominada al Premio Bafta de la Academia de Cine Europeo a la Mejor Música, a la Mejor Película en lengua extranjera y al Mejor Sonido.

    Sinopsis

    Un grupo de músicos legendarios cubanos, algunos con más de 90 años, son reunidos por Ry Cooder para grabar un disco. Posteriormente la película sigue la banda formada con este motivo en sus conciertos en Amsterdam y en Nueva York. Además, muchos de los músicos hablan de sus vidas en Cuba y de como fueron sus comienzos en la música.

    Comentario

    Excelente documental musical (que fue nominado al Oscar) sobre el jazz latino que firma el alemán Wim Wenders a partir de un disco que grabó el músico Ry Cooder durante un viaje a Cuba en 1997 con el título de “Buena Vista Social Club”, premio Grammy al mejor álbum Tropical-Latino del año 1997. Cuando Cooder viajó a Cuba para grabar un álbum con Ibrahim Ferrer y el resto de músicos que le habían acompañado antes en el disco “Buena Vista Social Club”, Wenders le siguió con un reducido equipo de filmación. El cineasta alemán observó a los músicos en el estudio y rastreó sus vidas en La Habana, para después continuar rodando en Amsterdam, donde “Buena Vista Social Club” ofreció dos conciertos, y finalizar en Nueva York, con un recital espectacular en el legendario Carnerie Hall. Un documento excepcional para conocer a los grandes del jazz latino, desgraciadamente alguno ya desaparecido.